Líderes de Puerto Rico recuerdan a Ferrer como un luchador y aguerrido legislador

EFE

El expresidente del opositor Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico, Héctor Ferrer, y uno de los principales líderes políticos de la isla fallecido este lunes, fue despedido hoy por la plana mayor del Gobierno local y recordado como un luchador, aguerrido legislador y excelente funcionario.

Acompañado por sus familiares, incluyendo su viuda, sus tres hijos, y sus padres, el ataúd donde yacían los restos de Ferrer, fue recibido por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, quien les acompaño hasta las escalinatas del lado norte del Capitolio de San Juan.

Hasta allí también llegó el secretario de Estado, Luis Rivera Marín; el presidente de la Cámara baja, Carlos Méndez; el presidente del Senado, Thomas Rivera; la representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, y la presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz.

Tras el saludo de Rosselló con la familia, el féretro fue cargado y llevado por seis oficiales de la Guardia Nacional de Puerto Rico hasta la rotonda de la Casa de las Leyes, donde decenas de personas, incluyendo, pasados y activos legisladores, al igual que alcaldes, se despidieron de Ferrer, fallecido el lunes a sus 48 años.

"Esto es bien fuerte. Hoy tengo un rol como gobernador, pero las emociones del ser humano intervienen", arrancó diciendo Rosselló en su mensaje, uno de varios que ofrecieron también Méndez, Rivera Schatz, González, entre otros funcionarios a los presentes.

"El pueblo de Puerto Rico pierde un servidor público de excelencia, pero permítame hoy hablarles desde el corazón, hablarles del Héctor que conocí y que de una manera que pueda parecer 'contraintuitiva' ayudó a forjar la persona que soy y a moldear el líder que también soy", agregó Rosselló.

El jefe del Ejecutivo puertorriqueño, quien dijo que supo de la triste noticia estando de viaje oficial en Canadá, aprovechó la ocasión para convertir en ley que el Centro Comprensivo de Cáncer de Puerto Rico lleve el nombre de Héctor José Ferrer Ríos, en honor a quien fue su principal opositor político.

"Que (el Centro) sea memoria para Héctor. Pero más importante, porque lo siento a él molestándome, que tenga un propósito a los puertorriqueños de calibre global", destacó Rosselló sobre el centro sanitario sanjuanero.

"Que cada ciudadano vea su nombre, sepa que hay esperanza, que sepa que ante las adversidades más grandes, nos podemos levantar. Que si creemos en algo, que lo luche y que ese niño que enfrenta cáncer, que sepa que hay esperanza y solución para un mejor futuro", puntualizó.

González, por su parte, recordó que previo a llegar a Washington, fue miembro de la Cámara baja de Puerto Rico al mismo tiempo que Ferrer, de quien destacó que contra éste "daba gusto no debatir ideas, sino soluciones".

"Daba gusto diferir porque se sabía que al final de esa discusión iba a ser bueno para Puerto Rico. El logro más grande es encontrar un adversario político. El llamarle a cualquier hora y cuestionarle. Héctor estuvo en los momentos más controvertidos y podíamos debatir muy fogosamente y después pedirnos disculpas", sostuvo.

Describió además a Ferrer como "un hombre que te hablaba de frente y no de espalda" y lo destacó porque tomó las riendas del PPD en dos difíciles ocasiones.

"Siempre defendió sus ideas hasta el final, sin importar cuánto pudo haber ocasionado su postura. Le daba la frente y el pecho a las cosas que nadie quería enfrentar", señaló.

"Héctor es ese amigo que sabía poner a un lado las diferencias. Ese espíritu combativo fue lo que me sorprendió, que a pesar de la enfermedad que lo aquejó, sabía que se iba a vencer porque la fuerza de su espíritu y su fe trasciende", ahondó.

Rivera, por su parte, dijo que el PPD "pierde un líder capaz, honrado, decente y comprometido", y describió a Ferrer como "un líder aguerrido, fuerte, contundente, de contenido, pero de honor", al igual que "un hombre valiente, que nunca tuvo quedarse solo en sus causas".

"No pedía tregua, sino que echaba pa' lante siempre", agregó el líder senatorial, después de que otros legisladores como Charlie Delgado, Denis Márquez, Gary Rodríguez y Juan Dalmau también ofrecieron mensajes.

Méndez, a su vez, rememoró las ocasiones en que él y Ferrer debatieron durante largas horas por asuntos políticos, pero que posteriormente "el compañerismo se convierte en amistad sincera, pero no solo así, sino en hermandad".

"Y a pesar de las proyecciones que se pueden hacer de antagonismo, luchas, griterías, de amago de pelea, la realidad es que cuando se apagan las luces, nada de eso es real", destacó.

"Héctor tuvo un compromiso con el pueblo, con sus creencias, valores, cabal de defender las cosas en las cosas que creía, no importando las tormentas personales ni los ataques que podrían venir de cualquier lugar", agregó.

Asimismo, los exgobernadores Rafael Hernández Colón y Aníbal Acevedo Vilá, y los expresidentes camerales fueron Carlos Vizcarrondo, Kenneth McClintock, Antonio Fas Alzamora, Jaime Perelló y José Ronaldo Jarabo también acudieron al acto de recordación.

Está previsto que tras el acto sea trasladado a la sede del PPD, donde también será honrado.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°