La letra pequeña de estas elecciones: influirán durante una década

EFE

Las elecciones de hoy no solo servirán para renovar el Congreso, elegir a gobernadores y a otros cargos en los estados y decidir sobre propuestas legislativas, sino que su influencia puede alargarse más allá de una década.

"Estos comicios son muy importantes por el futuro de los mapas de los distritos en el país", dijo en declaraciones a Efe el abogado Thomas Wolf, del programa de Democracia del laboratorio de ideas Centro Brennan por la Justicia.

Y es que los gobernadores y legisladores estatales que salgan de estos comicios y de los de 2020 tendrán un papel importante en el rediseño de las circunscripciones en 2021, que se hace en base al censo.

Esa tarea, según el lugar del que se trate, puede corresponder a los legisladores estatales o bien a una comisión independiente o a un comité integrado por el gobernador, el fiscal general y el secretario del estado, como es el caso de Arkansas, entre otros.

Incluso en los diecisiete estados donde hay una comisión independiente, en cinco de ellos la labor de este órgano debe ser sometida a la aprobación de los legisladores regionales.

Además, en muchos casos se necesita el visto bueno final del gobernador.

Ante este panorama, el sistema se presta al denominado "gerrymandering", el trazado partidista de los mapas de las circunscripciones.

"Esto lo vimos la década pasada cuando se dibujó el mapa de los distritos en 2011", rememoró Wolf, quien indicó que en aquellos sitios donde un solo partido controlaba todo el proceso de redistribución de los distritos se abrió la oportunidad de crear "mapas extremadamente parciales" favorables a la formación política en el poder.

El abogado citó Wisconsin, Carolina del Norte, Florida y Ohio como ejemplos de "gerrymandering" por parte de los republicanos, mientras que nombró Maryland, como muestra de esta práctica por parte de los demócratas.

En los comicios de ahora "se está eligiendo a los gobernadores que se harán cargo de estados en los que se tendrán que dibujar los mapas (de distritos electorales) en 2021", alertó.

"En 2017, ya se comenzó con las gobernaciones de New Jersey y Virginia -subrayó-, y este año con Florida, Wisconsin y Georgia. Estamos eligiendo a gobernadores que tendrán poder de veto en los mapas de 2021".

Las repercusiones de la votación de este martes pueden adentrarse más allá de 2021, ya que con la redistribución de los distritos "se sienta la mesa de todas las carreras congresionales y estatales a lo largo de una década".

Wolf tiene clara la receta para combatir la parcialidad en el rediseño de los mapas de las circunscripciones: "La manera de impedirlo es evitar que todo el proceso sea controlado por un solo partido", advirtió.

Otras alternativas son que la redistribución la lleven a cabo comisiones independientes o tribunales.

Actualmente, la comisión independiente más importante en el retrazado de distritos es la de California. Aquí, la decisión de que esta tarea recayera en manos de este tipo de órgano la tomaron los votantes que apoyaron una propuesta al respecto.

Scott destacó que a la hora de reformar el sistema de redistribución de circunscripciones para acabar con la parcialidad puede haber "distintos enfoques".

"El Congreso puede legislar (al respecto), los legisladores estatales pueden legislar, los votantes pueden aprobar una iniciativa pública", enumera Scott, quien indica que los tribunales también pueden contribuir a cambiar el sistema.

En definitiva, "si tenemos todos esos elementos podremos tener un sistema más justo", consideró.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°