Republicanos vs. demócratas, el duro estilo de Trump tiñe campaña electoral

EFE

La campaña para las elecciones legislativas llega hoy a su punto final tras meses de movilización en los que los republicanos han optado por la retórica dura y antiinmigrante liderada por el presidente Donald Trump, mientras los demócratas han jugado al contraataque.

Los comicios de medio mandato, como los de este martes, suelen ser un "referéndum" sobre el presidente en ejercicio, pero en esta ocasión lo serán más si cabe, dado el inusitado protagonismo que ha adoptado el mandatario en la campaña para retener la mayoría en las dos cámaras del Capitolio.

De lleno en los mítines electorales y tuiteando a diario con fieros ataques a sus rivales demócratas, Trump se ha convertido en el protagonista de unas elecciones aunque su nombre no aparece en la papeleta, sino el de cientos de candidatos al Congreso, a una treintena de gobernaciones y numerosos puestos estatales y locales.

"El miedo es el núcleo de la estrategia de comunicación republicana. Miedo al desorden, al declive, al cambio cultural, al crimen", aseguró a Efe Morgan Marietta, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Massachusetts Lowell.

"Las apelaciones de esta naturaleza solían ser más sutiles, pero ahora son bastante descaradas. Son efectivas porque son fáciles de entender, involucran emociones y argumentar en contra de ellas simplemente repite y refuerza su influencia", insistió el experto, especializado en comunicación política.

En este sentido, Marietta aludió a la estrategia demócrata en este ciclo electoral, en muchas ocasiones destinada a desmentir los alegatos del magnate.

"Por ejemplo, decir 'la caravana no es peligrosa' hace que la gente piense en su peligro", indicó el profesor, respecto a la criminalización reiterada por parte de Trump de la caravana de inmigrantes que salió de Honduras hace unas semanas con el objetivo de llegar al país.

Para el experto, la oposición a Trump es "el núcleo" de la estrategia demócrata, "repetir que es crudo, falso, racista, despreocupado", pero, a su juicio, esto no tendrá tanto impacto, porque "la mayoría de los votantes ya han decidido lo que piensan de Trump", por lo que es difícil hacerles cambiar de opinión.

Detalló que su táctica se basa en "motivar a los opositores de Trump" y que salgan a votar, especialmente entre aquellos que no suelen hacerlo, como las minorías y los votantes suburbanos con educación superior descreídos de la política.

"Los demócratas tienen la ventaja esta vez, pero la estrategia de comunicación del Partido Republicano es probablemente más efectiva y les mantiene en la pelea, especialmente en las elecciones al Senado", agregó.

Según la profesora de Ciencia Política en la Universidad de Princeton Tali Mendelberg, el Partido Republicano ha decidido seguir la estela del magnate atacar e identificar a los "inmigrantes hispanohablantes como criminales".

"Ha pasado los últimos tres años atacando a los inmigrantes de México y de 'los países de mierda'. Ha mentido en una escala sin precedentes. No muestra respeto por la idea de una prensa libre o la necesidad de una oposición política en una democracia", consideró Mendelberg.

Mendelberg recordó al ya fallecido senador John McCain, uno de los pocos republicanos que se enfrentaron a Trump durante sus dos primeros años de mandato, y alertó de que quienes ejercieron realmente un control sobre el multimillonario desde el Partido Republicano se están retirando.

"Una democracia requiere controles y equilibrios saludables. Cuando (Joseph) McCarthy azotó la xenofobia anticomunista en la década de 1950, fue demasiado lejos. El país más tarde lamentó haberle dado demasiado poder. Nuevamente estamos viviendo tiempos peligrosos para la democracia", reiteró la profesora.

Ambos especialistas coincidieron en la "nacionalización" de la campaña como eje central, lo que en palabras de Marietta "ahoga" las preocupaciones locales de los votantes, propias de este tipo de comicios.

"En general, las estrategias de comunicación que son simples, repetidas e invocan valores y emociones centrales son las más efectivas -resumió el profesor-. Los republicanos escogen el miedo y los demócratas el disgusto y la vergüenza por el presidente".

Este martes se verá quién vence.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°