Inmigrantes con TPS piden a votantes y candidatos que no se olviden de ellos

EFE

Defensores de los inmigrantes advirtieron hoy que el futuro de cerca de 400.000 inmigrantes protegidos por el Estatus de Protección Temporal (TPS) está en manos de los votantes que este próximo martes elegirán un nuevo Congreso.

El llamado de los activistas y los propios beneficiarios también se extendió a los candidatos.

Emi MacLean, directora legal de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), dijo en una conferencia telefónica que los defensores del TPS quieren asegurarse que quienes aspiran a tener un escaño en la Cámara de Representantes y el Senado entiendan la necesidad de encontrar una solución permanente para estos inmigrantes.

"Esta elección es crítica", resaltó sobre unos comicios en los que los estadounidenses escogen a la totalidad de los representantes en la Cámara baja del Congreso y 35 senadores, así como los gobernadores de 36 estados y otros cargos.

La convocatoria se realizó hoy con motivo de que este viernes más de mil inmigrantes de Sudán hubieran perdido el TPS si no llega a ser porque un tribunal federal bloqueó la orden del Gobierno del presidente Donald Trump de cancelar el beneficio a los amparados de Sudan, Nicaragua, Haití y El Salvador.

Hiwaida Elarabi, una de los nueve beneficiados del TPS que encabeza la demanda colectiva que alega que el Gobierno usó un prejuicio racial al cancelar el amparo, describió los últimos meses como un "tiempo aterrador" que no desea que ninguna persona tenga que vivir.

Ante la posibilidad de perderlo todo, Elarabi se vio obligada a vender su restaurante, por lo que le pidió a los votantes y candidatos que voten.

"Creemos que si el Congreso le da a TPS una mirada más profunda, se darán cuenta de cuánto estamos arraigados en la sociedad estadounidense y de cuánto contribuimos a ella", insistió Elarabi.

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) extendió automáticamente el amparo para los beneficiarios de los países nombrados por la demanda mientras se define el caso en corte.

Los primeros beneficiados de la decisión judicial fueron los 1.050 sudaneses que tenían permiso de trabajo hasta hoy y los 5.300 nicaragüenses a los que se les expira el amparo el 5 de enero del 2019.

Cerca de 58.600 haitianos y 262.500 salvadoreños esperan que después de estos seis meses la balanza esté a favor de los amparados por el TPS, pues su protección se vence el 22 de julio y el 9 de septiembre de 2019, respectivamente.

MacLean explicó que la extensión es automática y que los beneficiados no tendrán que llenar ninguna renovación, ni pagar ninguna cuota.

No obstante, inmigrantes favorecidos por el TPS como Yasir Sati, se mostraron preocupados de como convencerán a entidades como el Departamento de Motores y Vehículos (DMV) de sus estados para que extiendan la validez de las licencias de conducir, entre otras preocupaciones.

Amaha Kassa, director del grupo African Communities Together, espera que tras las votaciones del martes el Congreso llegue a un consenso sobre este tema y otorgue la residencia permanente a más 436.900 inmigrantes que actualmente están amparados por este programa.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°