Gobierno estima que producción de cocaína en Perú es la más alta en 25 años

EFE

El potencial de producción de cocaína estimado por el Gobierno para 2017 en Perú se elevó a las 491 toneladas, el más alto de los últimos 25 años, informó hoy la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP).

La cifra es un 20 % superior al de 2016, cuando la estimación de la elaboración potencial de cocaína pura -derivada del cultivo de coca observado- fue de 410 toneladas, de acuerdo a un comunicado de la ONDCP que también analiza el caso de Bolivia, país al que pidió más esfuerzos.

Las cifras de Perú, según el informe, suponen el dato más alto en 25 años y se deben a que las hectárea de cultivos de coca en el país andino se elevaron el 13 % en 2017, pasando de 44.000 a 49.800.

Este aumento, según la Casa Blanca, se debe al incremento de la producción en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, donde "el Gobierno peruano enfrenta retos de seguridad significativos".

Según los últimos datos difundidos hoy por la Agencia Antidroga (DEA), el 4 % de la cocaína intervenida en EE.UU. proviene de Perú.

Por otra parte, Bolivia registró una caída "modesta" en los cultivos de coca y, por tanto, en el potencial de producción de cocaína estimado, pasando de 275 toneladas en 2016 a 249 en 2017.

Según la Casa Blanca, las hectáreas de coca se redujeron de 37.500 en 2016 a 31.000 en 2017, unos números muy alejados de la superficie máxima que establece el Gobierno boliviano para "usos religiosos y culturales", estimado en 9.000 hectáreas.

El cultivo en la región de Yungas ha promediado en la última década las 20.000 hectáreas en el país, según el informe.

En este sentido, el director de la ONDCP, Jim Carroll, enfatizó que estas producciones conllevan peligros para el país.

"El cultivo de coca que se encuentra en curso en ambos, Perú y Bolivia, supone una amenaza para nosotros como nación y refuerza que estemos enfrentando una crisis de adicción de drogas", señaló Carroll.

"Es importante -agregó- que nuestros gobiernos trabajen juntos para actuar contra los cultivos y la producción y para salvar vidas de aquellos afectados por el tráfico de drogas".

Carrol incidió en que Perú continúa siendo un "gran socio", mientras que señaló que le gustaría "ver esfuerzos reales" en Bolivia "contra el cultivo y la producción" de cocaína.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°