Gobierno reimpondrá todas las sanciones a Irán, pero contempla 8 excepciones

EFE

El secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció hoy que el lunes próximo reimpondrá todas las sanciones contra Irán, pero eximirá temporalmente a ocho países o "jurisdicciones" territoriales que han hecho "esfuerzos" por reducir sus importaciones de petróleo de Teherán.

"Vamos a eximir algunas jurisdicciones (territorios o países) pero solo porque hemos visto un esfuerzo y están reduciendo sus importaciones de petróleo de Irán", remarcó el titular de la cartera de Exteriores.

Pompeo subrayó que a partir del lunes Washington reimpondrá todas las sanciones que existían previas al Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), firmado con Irán en 2015, y recalcó "que serán las más duras de la historia" del país persa.

Durante una rueda de prensa telefónica, en la que también participó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin , Pompeo explicó que la decisión de eximir a estas ocho "jurisdicciones" es temporal.

El pasado miércoles el presidente iraní, Hasan Rohaní, consideró que la posibilidad de que Washington contemplara eximir a algunos países de estas sanciones demostraba que el Gobierno de Trump se estaba echando "atrás" porque sabía que "fracasará".

"El nuevo plan de EE.UU. contra Irán definitivamente fracasará y están retrocediendo. Primero dijeron que iban a reducir las exportaciones petroleras de Irán a cero; después que a cero no era posible en el mes de noviembre; y luego poco a poco dijeron que quieren disminuirlo", dijo Rohaní en la reunión semanal del Gobierno.

Pompeo, que no quiso aclarar qué países o grupos de Estados se beneficiarán de dicha exención, explicó que el propósito es dar a esas ocho economías "un poco más de tiempo" para reducir de forma paulatina su dependencia del crudo iraní.

El jefe de la diplomacia afirmó que Washington ya ha alcanzado un acuerdo con seis de estas "jurisdicciones" territoriales, mientras que con las otras dos, entre ellas China, "las conversaciones continúan".

Pompeo rehusó confirmar si la Unión Europea (UE) también se verá beneficiada por esta prórroga, aunque restó importancia a esta posibilidad puesto que, señaló, "muchas entidades (europeas) de cualquier tamaño que hacen negocios con EE.UU. ya han cesado de realizar negocios con Irán".

En septiembre, representantes de la UE y de las cinco potencias que siguen respaldando el pacto nuclear con Irán abandonado por Washington en mayo pasado (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) acordaron crear una entidad especial para facilitar las transacciones con la República Islámica y evitar las sanciones.

En este sentido, Mnuchin sostuvo que no cree que dicha entidad vaya a ser empleada para realizar "transacciones significativas" pero advirtió de, que si así fuera, Washington "perseguirá de forma agresiva cualquier beneficio" obtenido.

Pompeo remarcó que estas sanciones solo buscan "privar" al "régimen" iraní de los recursos necesarios para seguir financiando el terrorismo en el mundo y subrayó que el presidente, Donald Trump, no quiere perjudicar al pueblo iraní.

Por este motivo, dijo, también estarán exentos de las sanciones algunos productos básicos para la población, como los alimentos y los medicamentos.

"Contamos en el pueblo iraní, y trabajamos para que tengan el gobierno que quieren", observó Pompeo.

La industria petrolera, las transacciones financieras del Banco Central y el sector portuario iraníes están en el punto de mira de estas sanciones que entrarán en vigor a las 00.01 hora local del lunes 5 de noviembre (05.01 GMT).

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°