Bolton dice que militares en la frontera es asunto de "seguridad nacional"

EFE

El asesor presidencial estadounidense John Bolton justificó hoy el despliegue de hasta 15.000 militares en la frontera con México, al señalar en entrevista con Efe que los inmigrantes que llegan en caravanas deben asumir con "seriedad" el asunto, que considera de "seguridad nacional".

Previo a un discurso en Miami sobre la política de EE.UU. hacia América Latina, en el que anunció sanciones a Cuba y Venezuela, Bolton manifestó que es "inaceptable" ingresar al país en caravanas, como las que se aproximan con miles de inmigrantes, la mayoría hondureños.

"Creo que hay muchas oportunidades (de negociar con los países centroamericanos), pero la gente tiene que tomárselo en serio. Simplemente no es una forma aceptable de ingresar a los Estados Unidos", dijo y aseguró que la amenaza a través de la frontera "es un problema de seguridad nacional".

"No es simplemente inmigración ilegal, es tráfico de personas, tráfico de drogas, son potenciales terroristas entrando, es un potencial de armas de destrucción masiva (...), es una cuestión de soberanía. Así que hay muchos asuntos muy importantes en juego", consideró.

Para Bolton, se trata un problema que el Gobierno del presidente Donald Trump heredó y que trata de resolver con la contraparte mexicana, con la que ha tenido "muy buenos tratos".

El asesor aseguró que la caravana es en "muchos aspectos organizada por la oposición en Honduras y por otros que están tratando de politizarla".

"La caravana es una buena pieza de prueba de que las personas del otro lado de la frontera están politizadas", dijo.

Pidió en ese sentido ver que la decisión sobre el despliegue de militares es algo de larga data y recordó que él formaba parte del Gobierno del presidente Ronald Reagan (1981-1989) cuando se aprobó la reforma migratoria de 1986, que abrió las puertas a la ciudadanía a millones de indocumentados.

"Se suponía que solucionaría el problema. Se realizó un gran esfuerzo y estamos aquí hoy. Me recuerda en muchos aspectos la misma situación que enfrentamos en la Administración Reagan. Así que esto es algo que el presidente heredó", dijo.

Sobre las relaciones con Cuba, Bolton indicó que en los próximos dos meses van a "revisar cuidadosamente" la ley que permite presentar demandas en EE.UU. por expropiaciones del régimen de los Castro a ciudadanos estadounidenses.

Estas reclamaciones y posibles sanciones a terceros países que tienen negocios con el régimen generarían, según expertos, un enredo y una serie de demandas internacionales.

Bolton explicó que van a tener en cuenta todos los aspectos sobre el Título III de la Ley Helms-Burton (de 1996, que endureció el embargo económico, comercial y financiero contra La Habana), y que "sería recomendable analizar este problema con una mirada fresca y revisarlo seriamente", aunque no dio "garantías" de que la política vaya a cambiar.

Por otro lado, señaló que "todo el hemisferio occidental" afronta un problema con Cuba, Venezuela y Nicaragua y que las sanciones de EE.UU. a esta "troika de la tiranía" no son unilaterales.

"Creo que es importante para el pueblo estadounidense comprender que enfrentamos un problema con estos países que nos afecta, y afecta a todo el hemisferio", manifestó.

Bolton señaló que el Gobierno quiere hablar con todos los socios del hemisferio, al resaltar que las sanciones anunciadas hoy contra Venezuela no son una "posición unilateral de Estados Unidos".

"Esto lo hemos compartido recientemente con los gobiernos elegidos democráticamente en Centroamérica y Sudamérica", precisó.

El asesor presidencial anunció hoy castigo a aquellos estadounidenses involucrados en "transacciones fraudulentas" con oro venezolano y también la ampliación de sanciones a quienes comercien con empresas cubanas vinculadas con el Ejército de la isla.

Manifestó que el nuevo Gobierno de Colombia, en manos de Iván Duque, y la elección en Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro, significan "que hay muchas nuevas oportunidades para lidiar con el régimen de (el presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro".

Para Bolton, las democracias en la región se están dando cuenta de que esta "troika" representa "un mal para el resto del hemisferio".

Según el funcionario, el presidente Trump tuvo recientemente una "muy tensa" conversación con Duque sobre la "explotación por parte del régimen de Maduro del comercio y el narcotráfico", durante la Asamblea de la ONU en Nueva York.

Matizó que hablaron también sobre el éxodos de miles de venezolanos que han tenido que huir del país y se "han convertido en refugiados en Colombia, Brasil y muchas decenas de miles en este país".

"El régimen de Maduro es el problema en muchos, muchos aspectos", manifestó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°