Calificadoras advierten riesgos en México tras cancelación del aeropuerto

EFE

La suspensión del nuevo aeropuerto de México ha llevado a Fitch a colocar en negativa la perspectiva crediticia y a Standard and Poor's y Moody's a criticar la decisión, aunque mantienen por ahora como estable la calificación de la deuda nacional.

"Fitch Ratings afirmó la calificación de largo plazo en moneda extranjera de México en 'BBB+' y revisó la perspectiva de calificación a negativa desde estable", indicó Fitch en un comunicado.

De acuerdo con la firma, esta revisión a perspectiva negativa refleja "el deterioro en el balance de los riesgos que enfrenta el perfil crediticio de México".

Ello va asociado además a un "posible ambiente de incertidumbre y deterioro en las políticas bajo la próxima Administración", agregó.

La calificadora de riesgo consideró que "persisten riesgos" pese a que el próximo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que asume el cargo el 1 de diciembre, ha asegurado que respetará "aspectos fundamentales del marco de política macroeconómica" como la independencia del Banco de México.

"La decisión de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México manda una señal negativa a los inversionistas", agregó la firma.

El pasado lunes, el líder izquierdista anunció la cancelación del proyecto, de 13.300 millones de dólares, luego de una consulta ciudadana que fue criticada por su baja participación y la falta de observadores.

En tanto, Moody's indicó que los acontecimientos más recientes no impactan directamente sobre la calificación de México, por lo que no modificó ni la calificación ni la perspectiva de la deuda soberana, pero alertó que puede desincentivar el crecimiento a largo plazo.

Jaime Reusche, analista de Moody's México, precisó que los recientes acontecimientos en el país mandan una señal de "incertidumbre", por lo que la firma estará atenta a "los pronunciamientos en temas fiscales y económicos".

No obstante, descartó que ello impacte, al menos en el corto plazo, en el grado de inversión.

Asimismo, Standard & Poor's informó que la cancelación del nuevo aeropuerto no modifica su calificación sobre México, pero también apuntó hacia posibles señales negativas al mercado y la preocupación de los inversionistas.

Por otro lado, advirtió del riesgo de que cambios en el sector energético, especialmente en Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ambas empresas productivas del Estado, impacten en los recursos financieros del país y en la vulnerabilidad de las finanzas públicas.

La decisión de cancelar el aeropuerto ha sido muy criticada por el empresariado mexicano y ha impactado en los mercados.

El lunes, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una caída del 4,2 %, si bien este miércoles se recuperó ligeramente y terminó la jornada con un avance del 0,93 %.

No obstante, el peso mexicano no ha dejado de perder valor frente al dólar. Este miércoles cerró a 20,30 unidades por dólar en el interbancario, un nivel no visto desde el 2 de julio, cuando el líder izquierdista ganó la Presidencia.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°