Las ventas en el país de automóviles nuevos aumentaron ligeramente en octubre

EFE

De forma inesperada, las ventas de automóviles nuevos en el país aumentaron ligeramente en octubre gracias a la fortaleza de la demanda de camionetas y pese a la subida de los tipos de interés, según los datos difundidos hoy por las principales marcas del país.

Los analistas habían previsto un descenso de las ventas de alrededor del 2 % en octubre, pero a falta de que algunos fabricantes informen de sus cifras, los números dados a conocer hoy por algunas marcas señalan un aumento de alrededor del 2 % de las entregas.

El grupo Fiat Chrysler (FCA) y Toyota, tercer y cuarto fabricante del país, respectivamente, anunciaron hoy que sus ventas se incrementaron en octubre: FCA ganó un 16 %, mientras que Toyota aumentó un 1,4 % sus ventas.

Por su parte Ford, el segundo fabricante por volumen, dijo que sus ventas cayeron un 3,9 %.

General Motors (GM), el principal fabricante, no ofreció datos porque decidió este año informar de sus ventas de forma trimestral.

Por detrás de los principales fabricantes, el resultado en octubre fue mixto.

El grupo japonés Honda, formado por las marcas Honda y Acura, señaló que sus ventas descendieron un 4,1 % para situarse en 122.181 vehículos.

Mientras, el grupo Nissan (Nissan e Infiniti), reveló que disminuyeron un 10,6 % para quedarse en 109.962 vehículos.

La surcoreana Kia vendió 45.102 vehículos en octubre, lo que supone una subida del 1,5 %.

Los datos muestran que la desaceleración de las ventas que ha experimentado el mercado nacional en la segunda mitad del año, se moderó en octubre contra todo pronóstico.

Aunque el índice de confianza del consumidor se sitúa en su punto más alto desde septiembre de 2000, el encarecimiento del crédito debido a las subidas de los tipos de interés ha hecho mella en las ventas de automóviles nuevos en los últimos meses.

Los tipos de interés han subido en lo que va de año tres veces, y hoy en día los préstamos para la adquisición de nuevos vehículos están en sus niveles más elevados de la última década.

Las autoridades monetarias han señalado que el incremento de los tipos continuará este año y en 2019, lo que anticipa un mayor declive de las ventas de automóviles nuevos.

El sector ya ha detectado que un creciente número de consumidores está aparcando la compra de vehículos nuevos y está recurriendo cada vez más al mercado de los usados.

Los analistas opinan que, tras las ventas récord alcanzadas en 2016 con 17.550.000 vehículos nuevos vendidos, en los dos últimos años el sector ha entrado en una fase de ligera caída de las ventas. Ya en 2017, las ventas anuales fueron un 2 % inferiores a las del 2016.

Aun así, hay marcas que están resistiendo mejor este declive.

El grupo FCA en lo que va de año ha vendido 1.857.374 vehículos, un 7 % más que en 2017, especialmente gracias a la marca Jeep, cuyas ventas de enero a octubre de 2018 suman 818.994 unidades, un 19 % más que el año pasado en el mismo periodo.

No es causalidad la buena marcha de Jeep, especializada en la producción de todoterrenos y todocaminos SUV. La elevada demanda de estos vehículos está proporcionando satisfacciones a los fabricantes de automóviles.

Un ejemplo es Ford. Las ventas de todocaminos SUV del grupo aumentaron un 6,7 % a 67.554 unidades mientras que las ventas de camionetas y furgonetas descendieron un 4,9 % a 88.725 vehículos y las de berlinas continuaron con su derrumbe con una reducción del 17,1 % para situarse 36.337.

El otro motivo de satisfacción para los fabricantes es que los precios medios de transacción siguen aumentando.

Para Ford, el precio medio de transacción en octubre fue de 36.800 dólares, 1.400 dólares más que en el mismo periodo de 2017, y por encima del aumento de la media del sector que ha crecido 330 dólares por vehículo en el último año.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°