La ONU presiona para que haya avances en negociaciones sobre el Sáhara

EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU prorrogó hoy por sólo seis meses su misión en el Sáhara Occidental (Minurso), un movimiento forzado por Estados Unidos para presionar a Marruecos y al Frente Polisario con el fin de que avancen en las negociaciones para poner fin al conflicto.

Como ya hiciera el pasado abril, Washington insistió en acortar el mandato de la Minurso, que habitualmente se extiende por un año, como fórmula para evitar el "statu quo" y animar a las partes a desbloquear el proceso político.

Marruecos, el Frente Polisario, Argelia y Mauritania han aceptado participar el próximo mes de diciembre en una "mesa redonda" organizada en Ginebra por el enviado de Naciones Unidas, Horst Köhler, para tratar de volver a poner en marcha las negociaciones.

Será la primera vez que el Gobierno de Rabat y el Polisario se reúnan bajo los auspicios de la ONU desde 2012.

En su resolución de hoy, el Consejo de Seguridad acogió con beneplácito ese compromiso y urgió a las partes a reanudar las negociaciones "sin condiciones y de buena fe".

El objetivo, según el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, debe ser lograr "una solución política, justa, duradera y aceptable para las partes, que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental".

Estados Unidos logró sacar adelante su resolución a pesar de que otros miembros del Consejo preferían extender el mandato de la Minurso por un año, siguiendo la recomendación del secretario general de la ONU, António Guterres.

El más claro en ese sentido era Francia, que hoy defendió que la prórroga de seis meses es "una falsa buena idea", que no tiene "efectos reales sobre el proceso político" y que, al contrario, puede hacer más frágil el papel de la ONU.

El embajador francés, François Delattre, insistió en que los mandatos más largos garantizan la "estabilidad" de la operación de paz.

Marruecos, a quien tradicionalmente Francia defiende en el Consejo de Seguridad, quería también una extensión de doce meses.

Pese a ello, la delegación francesa terminó votando a favor del texto estadounidense, que fue aprobado con doce votos a favor y tres abstenciones, las de Rusia, Bolivia y Etiopía.

Para Washington, la decisión del Consejo de Seguridad el pasado abril de recortar el mandato de la Minurso ha contribuido a que las partes vayan a volver a sentarse sobre la mesa y debe mantenerse.

El embajador adjunto de EE.UU. ante la ONU, Jonathan Cohen, recordó hoy que la reunión de diciembre es algo positivo, pero sólo un punto de partida.

"El proceso político únicamente está empezando", dijo Cohen tras la votación, defendiendo que la prorroga de seis meses permitirá al Consejo de Seguridad seguir de cerca la cuestión y hacer evidente su "determinación para acelerar" las discusiones.

EE.UU. recalcó que no va a haber más renovaciones "automáticas" de la Minurso y que su futuro dependerá de los progresos en el apartado político.

Washington, bajo la Administración de Donald Trump, se ha propuesto reducir el número de operaciones de paz de Naciones Unidas, de las que es el principal contribuyente.

Tras la votación, el embajador marroquí, Omar Hilale, defendió que las funciones de la Minurso -que incluyen la vigilancia del alto el fuego entre Marruecos y el Polisario- no deberían vincularse a lo que ocurra en el plano político.

Hilale, en declaraciones a los periodistas, consideró que esa fórmula no es una buena manera de presionar, aunque reiteró la voluntad de su país de negociar y destacó la importancia de que la resolución mencione a Argelia, que para Rabat es quien dicta las decisiones del Polisario.

La ONU estableció en 1991 la Minurso con el fin de facilitar un referéndum sobre el futuro de la excolonia española, pero la consulta nunca se ha llevado a cabo.

Marruecos, que presentó una propuesta de autonomía para la zona en 2007, defiende que esa debe ser la base de la negociación y hoy Hilale volvió a descartar totalmente una consulta.

"El referéndum está muerto y enterrado", dijo a los periodistas.

El Frente Polisario, mientras, sigue defendiendo esa vía y quiere que el Consejo de Seguridad presione a Marruecos para que negocie una opción mutuamente aceptable.

Para la organización saharaui, el mandato reducido de la Minurso aprobado en abril ha ayudado a llevar a Rabat a la mesa de discusión y, por ello, era favorable a repetir una extensión de sólo seis meses, según apuntó su representante ante la ONU, Sidi Omar.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°