Cisneros quiere ganar en California para recobrar la "cordura" en Washington

EFE

Gil Cisneros, la apuesta demócrata para arrebatar a los republicanos el disputado escaño del Distrito 39 de California en la Cámara de Representantes federal, quiere llegar a Washington para devolver la "cordura" en la política nacional y poner freno a las políticas del presidente Donald Trump.

"Tenemos que tratar de recobrar la cordura en Washington y detener las mentiras que desde la Casa Blanca se dicen a diario", dice a Efe Cisneros a falta de pocos días de las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre.

El hispano, de 48 años, aspira a reemplazar al republicano Ed Royce, quién anunció su retiro en enero pasado. A pesar de que el conservador ganó ampliamente las dos pasadas elecciones, los demócratas han convertido este curul en uno de los objetivos para hacerse con el control de la Cámara de Representantes.

En opinión de Cisneros, y de notables demócratas como el expresidente Barack Obama, los votantes de este distrito tienen en su poder la oportunidad de ayudar a cambiar "la retórica de odio y división que enfrenta el país".

El Distrito 39, conformado por ciudades del condado de Orange, al este del condado de Los Ángeles, fue uno de los 25 distritos en los que Hillary Clinton derrotó a Donald Trump en las presidenciales de 2016 y uno de los 24 asientos que necesitan los demócratas para recuperar la mayoría de la Cámara baja.

La candidata demócrata ganó por casi 9 puntos frente al actual mandatario en este área y Cisneros espera capitalizar el respaldo a Clinton y el creciente descontento de los votantes frente a las políticas de la actual administración.

"Los residentes están muy preocupados porque saben que Trump quiere acabar con Obamacare y la póliza que obliga a los seguros a aceptar condiciones preexistentes", asegura Cisneros, de raíces mexicanas.

La exlegisladora estatal Young Kim es la carta republicana para retener el puesto. La candidata de 56 años, que nació en Corea del Sur y llegó a Estados Unidos siendo una niña, utiliza su propia historia para capturar los votos de los inmigrantes.

En la última encuesta, publicada el pasado día 18 por el New York Times, Cisneros obtenía el 47 % de la intención de voto y su rival le pisaba los talones con un 46 %, con un 7 % de los votantes todavía indeciso y un margen de error de más/menos 4,9 puntos porcentuales.

A pesar de la mínima ventaja que le dan las encuestas, considera que ya ha ganado un amplio terreno en comparación a pasadas elecciones, en las que los republicanos arrasaban por más de 15 puntos.

"Hay una gran oportunidad, espero que los votantes no se dejen llevar las mentiras de Trump, como que nos van invadir pandilleros de la MS 13", dice en referencia a las afirmaciones del mandatario sobre las caravanas de migrantes centroamericanos que se dirige hacía Estados Unidos.

Cisneros cobró notoriedad después de acertar los seis números de la lotería Mega Millions el 4 de mayo de 2010, que tenía un premio acumulado de 266 millones de dólares, la octava cifra más grande obtenida con un solo boleto para esa fecha.

El latino y su esposa, Jacki, optaron por un único pago de $165 millones,

"La lotería no cambió nuestras vidas y prioridades", insiste Cisneros.

No obstante, Kim ha usado la buena fortuna de su contrincante para acusarlo de estar desvinculado de la clase trabajadora.

La republicana dijo en un anuncio de televisión que Cisneros no sabe sobre el alto costo de la vida de California porque se ganó la lotería, pero el demócrata asegura que el premio no borró los años de lucha para ser el primero de su familia en ir a la universidad.

Por ese motivo, ha explicado, parte del premio de lotería lo dedico a una fundación que apoya con los estudios a jóvenes hispanos.

El Centro de Investigación Pew encontró que en 2016 la mitad de los latinos que vivían en el distrito por el que compite Cisneros eran elegibles para votar y el exmilitar espera cautivar esos votos para los demócratas que cuentan con ese escaño.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°