Inversionistas querían terrenos para complejo inmobiliario, dice Obrador

EFE

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo hoy que detrás de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) lo que buscaban los inversionistas era apoderarse de los terrenos del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para construir complejo inmobiliario de residencias y oficinas.

El lunes, López Obrador anunció la cancelación del NAIM en Texcoco (Estado de México) y tiene proyectada la construcción de dos pistas en la base militar de Santa Lucía, a 45 kilómetros de la capital, y la modernización del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el de Toluca, a 65 kilómetros de la capital para atender los problemas de saturación del aeropuerto capitalino.

"Lo que estaba de por medio en la construcción en el aeropuerto de Texcoco era quedarse con los terrenos del actual aeropuerto, llegué a ver hasta el anteproyecto. Ya tenían pensado hacer una especie de Santa Fe en las 600 hectáreas del actual aeropuerto", explicó López Obrador mediante un vídeo en redes sociales.

Santa Fe es un complejo residencial y de oficinas de alto valor en el poniente de la Ciudad de México.

Ayer, los empresarios mexicanos lamentaron la decisión de cancelar la nueva terminal al considerar que se envía "un mensaje grave de incertidumbre" a los mercados e inversionistas porque incumple el marco jurídico.

El futuro presidente mexicano dijo que entiende que los inversionistas "estén molestos" porque ya no van a poder hacer ese negocio.

"Afortunadamente, los inversionistas y los mercados en abstracto actúan con inteligencia, con información, con responsabilidad y, a pesar del escándalo, la bulla y los ataques, no pudieron generar inestabilidad, apostaron a eso. Hubo un deslizamiento del peso, no una devaluación, pero ya se va a recuperar", apuntó.

Tras el anuncio de la cancelación, luego de un consulta ciudadana de cuatro días en México, el dólar se cotizó este lunes por arriba de los 20 pesos y la Bolsa Mexicana de Valores registró una fuerte caída de 4,2 %.

Pidió a los empresarios e inversionistas tranquilizarse "ya es otro México y yo no voy a ser el florero, no estoy de adorno, yo traigo un mandato de los mexicanos, quieren que se acabe la corrupción y la impunidad".

Recordó que las inversiones estarán protegidas por el Estado "no vamos a cometer ninguna injusticia: inversionistas, contratistas, todos van a ser atendidos, y se les va a garantizar que sus obras puedan realizarse, pero ya no en Texcoco, ahora en Santa Lucía, y vamos a llegar a un acuerdo".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°