Dodgers buscarán ser los Cachorros del 2016 cuando remontaron un 1-3 adverso

EFE

De nuevo las estadísticas no favorecen a los Dodgers de Los Ángeles en el duelo de la Serie Mundial que mantienen contra los Medias Rojas de Boston y que pierden por 1-3 al mejor de siete partidos.

Los Dodgers necesitan esta noche ganar el quinto partido si no quieren quedar eliminados por segunda vez consecutiva en el Clásico de Otoño en su propio campo después de que el año pasado perdieron el séptimo ante los Astros de Houston.

Sin embargo, los Dodgers pueden convertirse en los Cachorros de Chicago que también estuvieron abajo 1-3 en la Serie Mundial del 2016 ante los Indios de Cleveland y al final la ganaron por 4-3.

Los Cachorros tuvieron que jugar el quinto partido en su campo del Wrigley Field de Chicago para luego ir a Cleveland a disputar los dos últimos con victoria por 8-7, en 10 entradas, en el séptimo y decisivo encuentro.

El abridor zurdo Clayton Kershaw será el jugador de mayor responsabilidad cuando esta noche salga al montículo por los Dodgers, mientras que David Price lo hará con los Medias Rojas, que llegan al partido sin ningún tipo de presión.

Ambos abridores ya han sido anunciados de manera oficial para el partido por sus respectivos manejadores Dave Roberts, de los Dodgers, y el puertorriqueño Carlos Cora, de los Medias Rojas.

Los Cachorros del 2016 se convirtieron en el cuarto equipo en los últimos 50 años que hicieron posible la remontada de 1-3 después que antes lo hubiesen logrado los Tigres de Detroit (1968), Piratas de Pittsburgh (1979) y Reales de Kansas City (1985).

El resto favorece a los Medias Rojas que buscan conseguir su cuarto título de la Serie Mundial en las últimas 15 temporadas, mientras que para los Dodgers sería el primero en 30 años.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°