Southern, del Grupo México, espera el permiso para operar la mina Tía María en Perú

EFE

La minera Southern Copper, del Grupo México, espera tener antes de fin de año el permiso del Gobierno de Perú para construir las instalaciones del proyecto minero de cobre Tía María, suspendido desde 2015 por violentas protestas que causaron cuatro muertos, entre ellos un policía, y más de 300 heridos.

En su reporte de resultados del tercer trimestre de 2018, Southern informó que está trabajando en conjunto con el Ejecutivo peruano para obtener su autorización para poner en marcha este proyecto, cuyo presupuesto es de 1.400 millones de dólares.

Una vez que comience la explotación de la mina, la empresa prevé extraer 120.000 toneladas de cobre anuales, durante un aproximado de veinte años.

La mina requerirá unos 3.600 puestos de trabajo durante la construcción de las plantas de tratamiento del los minerales y 600 empleos directos en su fase de operación y otros 4.200 indirectos.

Tía María se encuentra en la sureña región peruana de Arequipa, muy cerca del valle de Islay, donde la mayoría de sus agricultores se han opuesto a la actividad minera por considerar que contaminará el agua que utilizan para regar sus cultivos.

El alcalde electo de Islay, Edgar Rivera, aseguró en declaraciones publicadas hoy por el diario El Comercio que Tía María no está en su agenda y que la minera no debe convencerle a él para hacerla, sino a la población del valle.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°