Anuncio

En México entre 10% y 30% de mujeres con mastectomía optan por reconstrucción

Fotografía que muestra un tatuaje en la cicatriz que dejó el cáncer de mama en una mujer, en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

Fotografía que muestra un tatuaje en la cicatriz que dejó el cáncer de mama en una mujer, en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

EFE

El miedo, la desinformación y la falta de recursos inciden en que en México solo entre 10 % y 30 % de las mujeres que sufren una mastectomía derivada del cáncer de mama opten por la reconstrucción de su seno, coincidieron hoy especialistas.

“Hace falta mucha información respecto a lo que conlleva una reconstrucción. No es peligrosa si se realiza en los lugares correctos y con médicos certificados, mientras que no siempre es forzoso el uso de implantes”, señaló en conferencia el doctor Lázaro Cárdenas.

El presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (AMCPER) aseguró que incluso, en ocasiones, la reconstrucción puede hacerse con la misma grasa de la paciente, lo que implica menos riesgo de rechazo.

Por su parte, la doctora Bertha Torres, secretaria nacional de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética, dijo que la cirugía plástica no solo ayuda a la mujer a verse mejor, sino que en el caso de las pacientes que requieren una reconstrucción “las ayuda a recuperar su valor y seguridad interna”.

Esto es importante, dijo la especialista, porque se considera que el tratamiento contra el cáncer no acaba cuando éste se cura y “siempre se necesita la reconstrucción”.

Se estima que una de cada 10 mujeres que padecen cáncer de mama sufre una mastectomía, por lo que es importante promover que esta práctica se realice en lugares certificados y seguros.

“Sobre todo, debemos hacer notar que los implantes mamarios, hoy en día, no ponen en absoluto en riesgo la vida de las pacientes”, aseveró Torres.

Actualmente en México se encuentran disponibles tecnologías como las Nano Superficies que evitan riesgos y promueven una interacción más natural entre el implante y los tejidos que lo rodean, o implantes con chip, que permiten la trazabilidad y conocer la información desde el exterior.

La empresa Zaria Med informó que hoy está disponible en el país una máquina en tercera dimensión llamada “La Divina”, la cual toma imágenes de las pacientes para configurar cómo va a quedar el implante tras la cirugía.

“Esto permite al cirujano saber con exactitud qué tamaño de implante necesita el pacientes, las medidas, y con ello las mujeres se pueden sentir más seguras de su reconstrucción, y lo mejor es que no representa un costo extra para las pacientes”, señaló el cirujano Jorge Karsovsky.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los que están en desarrollo.

La incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

Se estima que en el mundo anualmente se diagnostican 1,5 millones de nuevos casos de este padecimiento y 500.000 mujeres mueren debido a la enfermedad.


Anuncio