López Obrador defiende la consulta sobre aeropuerto, cuyo modelo repetirá

EFE

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es "un éxito", pese a que su equipo reconoció fallos del sistema de votación, y añadió que impulsará una reforma constitucional para que estos plebiscitos sean frecuentes.

En la consulta, que se inició ayer y se extenderá hasta el domingo, los ciudadanos están llamados a expresar si prefieren que sigan las obras del NAIM o si quieren que se cancelen y que siga operando el aeropuerto capitalino actual, que combinaría sus tareas con el de Toluca y con la base aérea de Santa Lucía, ahora militar.

El mandatario electo, que tomará el poder el 1 de diciembre, avanzó en un vídeo subido a las redes sociales que "cada vez que sea necesario, cuando se amerite, va a haber consulta".

Además, se reformará la Constitución "para que no haya límites y los ciudadanos puedan solicitar, cuando haya un tema de interés público, que se haga una consulta".

"Vamos a gobernar así, preguntándole a la gente. Es la voluntad de todo un pueblo; eso es la democracia", defendió.

López Obrador señaló que la primera jornada de la consulta, para la cual se instalaron 1.073 mesas en 538 municipios del país, "ha sido un éxito", y que se registró la participación de 250.000 personas.

El equipo del izquierdista reconoció ayer que hubo fallas en la aplicación móvil utilizada para registrar a los votantes debido a la "falta de conectividad" en algunas zonas, y que esto abrió las posibilidad de que hubiera ciudadanos que votaran varias veces.

Pese a que defendió que esta fue una situación "focalizada" que no pone en duda la validez de la consulta, varios periodistas de medios locales constataron durante la primera jornada que una persona puede votar en varias ocasiones, en diferentes mesas.

"Les invito a que sigan participando. El que no ha ido a votar, que lo haga; es muy importante que todos demos nuestra opinión, que todos expresemos nuestro sentir", aseveró el presidente electo.

López Obrador ha sido muy crítico con el NAIM y llegó a pedir su cancelación, aunque durante la campaña moderó su postura y finalmente anunció, ya como presidente electo, que sería el pueblo quien decidiría el futuro de la obra insignia del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°