Anuncio

Republicano y demócrata crean obra teatral para probar que pueden ser amigos

Fotografía del 24 de octubre de 2018, donde aparece Grant Woods en el papel del senador Blair durante un ensayo de la obra teatral "Dear Senator" (Querido senador) en el Centro de Arte de Tempe, Arizona (EE.UU.). EFE

Fotografía del 24 de octubre de 2018, donde aparece Grant Woods en el papel del senador Blair durante un ensayo de la obra teatral “Dear Senator” (Querido senador) en el Centro de Arte de Tempe, Arizona (EE.UU.). EFE

EFE

Un senador mayor, anglosajón y conservador y un joven inmigrante, soñador y con grandes ambiciones son los personajes centrales de “Dear Senator”, una obra teatral que defiende algo que parece difícil en tiempos electorales: es posible la amistad entre personas que piensan distinto.

“Dear Senator” (Querido senador) se presenta los días 26, 27 y 28 de octubre en el Centro de Arte de Tempe (Arizona) con Grant Woods en el papel del senador Blair y Marcelino Quiñonez en el del joven inmigrante mexicano Michael González.

Lo más interesante es que la obra la han escrito en conjunto y que fuera del escenario el primero es republicano y el segundo demócrata, como ocurre con los personajes.

Woods se desempeñó como Procurador General de Arizona desde 1991 hasta 1999, apoyó al recientemente fallecido John McCain en su carrera al Senado y ahora aspira él mismo a lograr un puesto como senador en las elecciones de 2020.

Por su parte, Quiñonez es un líder de opinión en la comunidad hispana de Arizona. Fue miembro de la Mesa Directiva del Distrito Escolar Roosevelt y contendió sin suerte para la asamblea legislativa de Arizona en el año 2014.

Woods, que se siente identificado con su personaje, destaca que la obra es totalmente actual y ejemplar dada la polarización que se están viviendo por la proximidad de las elecciones del 6 de noviembre.

“Es una pareja en particular con una fricción cercana, se trata de un senador republicano que contrasta con un joven activista que maneja su vida con humor, es contemporánea y refleja lo que vivimos en estos tiempos electorales”, dijo.

Pero Woods está convencido que tanto en la ficción, como en la realidad, demócratas y republicanos pueden llegar a ser amigos.

“Es tradicional en Estados Unidos tener amigos de diferentes ideologías y posiciones, nada más cruzas la calle y te tomas unas cervezas juntos, ?por qué tenemos que ser enemigos, si somos americanos?”, comentó Woods, quien físicamente da bien el personaje.

Aunque lleva la política en la sangre, en lo personal le parece “más interesante” ser artista.

“Ser político es una gran responsabilidad para hacer lo mejor por la comunidad, no todo el tiempo es divertido, mientras que ser artista es excitante, tener la habilidad de comunicarte es grandioso, ver que las ideas que tiene uno de repente se convierten en realidades”, expresó.

Por su parte, Quiñonez dijo a Efe que la obra busca dar un mensaje sobre las soluciones para que una democracia funcione, dejando a un lado las diferencias y controversias, con respeto se puede entender las distintas ideas.

“La relación de ambos personajes los lleva a entender que cada uno de ellos tiene algo que aprender del otro, la obra muestra que pueden existir ideologías opuestas pero pueden coincidir y avanzar en la democracia”, describió.

El personaje del demócrata es Michael González, un joven inmigrante mexicano que queda impresionado al escuchar un discurso del senador Blair, el personaje de Woods.

Entablan una relación por medio de cartas, donde explican sus posturas y diferencia, frustraciones y enojos, pero siempre “con respeto”.

“Exploramos nuestras ideas, pero si no trato de entender a esa persona, esa otra persona no me va a entender a mí", explicó Quñonez, quien conoció a Woods cuando le daba clases de teatro a su hija.

“De ahí empezó nuestra relación, luego nos sentamos a tomar café, ya nos conocíamos de vista, sabíamos que nos gustaba la política y el arte, fue así como escribimos esta obra inédita que representa mucho lo que somos”, añadió.

Explicó que se le hizo interesante como un republicano busco a un demócrata para escribir e interpretar una obra juntos.

“El simple acto de cómo se escribió la obra para mi es algo que debe de motivar y debe empujar el dialogo entre personas de diferentes partidos políticos”, aseguró.

Señaló que la obra aborda los temas de migración, del presidente Donald Trump, los escándalos políticos suscitados en los últimos diez años, así como la actuación de algunos senadores que buscaron una reforma migratoria.

El personaje de McCain aparece como ejemplo de un político que logra mantener la integridad en un puesto senatorial, a pesar de no coincidir con las políticas de otras personas.


Anuncio