Anuncio

Jacky Rosen pelea por silla de republicano para aportar diversidad y diálogo

Fotografía del 11 de octubre de 2018, cedida por la campaña electoral de la demócrata Jacky Rosen, congresista federal por el tercer distrito de Nevada desde 2017, ha pasado de ser la presidente de una sinagoga a la fuerte contendiente por el puesto de Nevada en la cámara alta. EFE/Rosen for Nevada/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Fotografía del 11 de octubre de 2018, cedida por la campaña electoral de la demócrata Jacky Rosen, congresista federal por el tercer distrito de Nevada desde 2017, ha pasado de ser la presidente de una sinagoga a la fuerte contendiente por el puesto de Nevada en la cámara alta. EFE/Rosen for Nevada/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

EFE

Convencida de que las mujeres gobiernan mejor porque apuestan por el diálogo y dispuesta a escuchar a “todos”, la demócrata Jacky Rosen busca hacerse en las elecciones del 6 de noviembre con el escaño del senador Dean Heller, el único republicano por Nevada que se presenta a la reelección.

“Yo estoy aquí para conocerlos a todos y para decirles que si votan por mi van a tener a alguien que escuchará sus historias y las llevará a Washington para pelear por ellas”, aseguró a Efe Rosen durante un evento con la comunidad latina.

Para la demócrata, congresista federal por el tercer distrito de Nevada desde 2017, el voto de los hispanos, que representan el 28 % de la población de su estado, es vital.

Sin embargo, aclaró que “cada voto es importante, porque cada miembro de la comunidad está votando por su propio futuro”.

En tres años la demócrata ha pasado de ser la presidente de una sinagoga a la fuerte contendiente del veterano Heller, con el que está virtualmente empatada en las encuestas, según el medio especializado Clear Real Politics, aunque en los últimos días el conservador ha tenido un repunte.

“Creo que Dean Heller no está escuchando a los nevadenses”, dice la demócrata sobre el republicano, que pasó de ser un crítico rotundo de Donald Trump a ser su aliado.

“Creo que no está escuchándolos sobre temas como cuidado de salud, como inmigración, medio ambiente, y lo que yo he aprendido es que hay gente que me confía sus historias, y lo que más me dicen es ‘no se olvide de nosotros’”, manifestó Rosen.

El republicano es considerado el senador más vulnerable entre los conservadores que se postula para la reelección este año porque es el único que lo hace en un estado en el que ganó la demócrata Hillary Clinton durante las elecciones presidenciales de 2016.

En ese sentido, la nominada demócrata manifestó que las mujeres gobiernan “diferente y con mayor colaboración”.

De ganar en las elecciones del próximo 6 de noviembre, Rosen representaría a Nevada en la cámara alta junto a la también demócrata Catherine Cortez Masto, la primera latina en llegar al Senado de Estados Unidos.

“Las mujeres gobiernan de una manera diferente y están dispuestas a sentarse en la mesa para conversar y buscar puntos de coincidencia”, explicó.

“Las mujeres tratan los asuntos de una manera diferente, por eso creo que si hay más mujeres en el gobierno, tal vez los hombres pueden aprender un poco más sobre colaboración”, resaltó la demócrata, de 61 años.

Cerrada como la pelea Rosen-Heller hay unas seis en el país, legislado por una mayoría de 51-47 en el Senado, un margen aún más ajustado por dos senadores independientes que usualmente están del lado demócrata.

Sobre los esfuerzos por cambiar la conformación del Congreso contra Heller en estas elecciones, la demócrata dijo que era una partidaria de la diversidad.

“Cuanto más diverso es el gobierno es más saludable, porque no hay una persona que pueda ser todo al mismo tiempo, pero juntos podemos ofrecer perspectivas diferentes”, manifestó.

Rosen entró al ruedo político en 2016 cuando dejó su vida como presidenta de una sinagoga de Henderson, ciudad a unas 15 millas al sureste de Las Vegas, para lanzarse a la contienda por el tercer distrito de Nevada, en el que reemplazó al republicano Joe Heck.

La demócrata que ha enfrentado a Heller, con más de 30 años de historial político, criticando su cercanía con Trump, señala que su meteórica carrera radica en saber escuchar a la gente.

Heller, por su parte, ha aprovechado el poco camino político recorrido como arma de campaña contra Rosen, que busca consolidar a Nevada como el quinto estado del país con dos mujeres en el Senado.


Anuncio