Siria rechaza todo papel de la ONU en comité constitucional, según De Mistura

EFE

El Gobierno sirio ha rechazado que la ONU se encargue de la selección de parte de los miembros del comité que debe responsabilizarse de redactar una nueva Constitución, anunció hoy el enviado de la organización, Staffan de Mistura.

El diplomático informó por videoconferencia al Consejo de Seguridad del resultado de la visita que efectuó esta semana a Damasco para tratar de desatascar la puesta en marcha de ese comité, que Naciones Unidas considera clave para un final negociado de la guerra.

Según De Mistura, el ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, le dijo que no aceptaba que la ONU tenga un rol en la selección de parte del comité, a pesar de que la organización lleva meses trabajando en ello.

De acuerdo a lo pactado el pasado enero en la ciudad rusa de Sochi, un tercio de los participantes en el comité debía ser elegido por el régimen, otro tercio por la oposición y la ONU sería la encargada de seleccionar a representantes de la sociedad civil para el tercio restante.

Desde el primer momento, sin embargo, Damasco cuestionó la autoridad de Naciones Unidas e insistió en que su papel violaba la soberanía nacional.

Pese a ello, con el apoyo del Consejo de Seguridad, De Mistura ha seguido tratando durante los últimos meses de lograr una lista aceptable para las autoridades sirias y de poner en marcha el comité.

Este mes, el diplomático anunció que dejará el cargo a finales de noviembre y dijo que dedicaría sus últimas semanas en el puesto a tratar de establecer la comisión constitucional.

Según insistió hoy, pese a la falta de avances en su visita a Damasco, esa sigue siendo su intención.

Para ello, señaló que viajará mañana a Estambul para reunirse con los líderes de Francia, Alemania, Rusia y Turquía durante la cumbre sobre Siria que celebrarán.

Según De Mistura, los líderes internacionales pueden tener una influencia "crucial" a la hora de lograr la puesta en marcha del comité constitucional.

Insistió en que los acuerdos entre Turquía y Rusia que evitaron una gran ofensiva del régimen contra el bastión opositor de Idlib siguen ofreciendo una oportunidad única que debe aprovecharse.

Hoy, las potencias occidentales subrayaron que la comisión debe ponerse en marcha cuanto antes con una composición creíble, equilibrada y representativa.

"Una mayor obstrucción en la formación del comité es inaceptable", resaltó el embajador adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Jonathan Cohen, quien recalcó que De Mistura tiene poder para proponer una lista de representantes de la sociedad civil y convocar la comisión.

Del otro lado, el representante de Rusia, Vasili Nebenzia, defendió que no se puede imponer ninguna fecha límite "artificial" y que cualquier decisión debe contar con el respaldo de las autoridades sirias.

El Gobierno de Damasco, a través de su embajador, Bashar Yafari, aseguró que está dispuesto a seguir trabajando con De Mistura, pero dejó claro que su papel debe limitarse a ser "facilitador" y no a tomar decisiones.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°