Anuncio
Share

Trae Young lidera la remontada y triunfo de los Hawks en el duelo con Luka Doncic

El jugador Ron Baker (i) de New York Knicks en acción ante Trae Young (d) de los Atlanta Hawks, durante un juego de la NBA el pasasdo 17 de octubre. EFE
EFE

El base Trae Young hizo su presentación ante los seguidores de los Hawks de Atlanta con tres primeros periodos para el olvido y surgió en plan estrella en el cuarto de partido que su equipo ganó por 111-104 ante los Mavericks de Dallas, con quienes el base escolta, el esloveno Luka Doncic , no pudo evitar la derrota en duelo de novatos.

Era el enfrentamiento esperado en la NBa entre dos novatos, por los que sus respectivos equipos habían intercambiado sus derechos en el pasado sorteo universitario del mes de junio.

Los Mavericks les dieron a los Hawks a Young, elegido con el número cinco y los derechos de selección de la primera ronda en el sorteo del próximo año, a cambio de recibir a Doncic que había sido elegido por el equipo de Atlanta con el número tres.

Young, de 20 años, un nativo de Lubock (Texas), confirmó que ya es la nueva imagen presente y futura de los Hawks, que comenzaron el proceso de reconstrucción del equipo.

El liderazgo de Young en los momentos decisivos del partido y la victoria conseguida hizo que la se viviese una noche inolvidable en el State Farm Arena, recientemente renovado, que fue sede de su primer juego luego de invertir 192,5 millones de dólares en la remodelación.

Aunque el alero Kent Bazemore consiguió su mejor marca como profesional con 32 puntos, Young se recuperó en el período final y los jóvenes Hawks hicieron posible una remontada de 26 puntos que llegaron a estar abajo en el marcador en la primera parte.

La clave estuvo en que todos los veteranos, especialmente Taurean Prince , al entrar al cuarto periodo le dijo claramente a Young, que era el líder y que todos lo iban a seguir.

“Comienza a hacer funcionar al equipo”, le dije Prince a Young. “Vamos a seguirte”.

Eso es lo que hicieron los Hawks. Young anotó 12 de sus 17 puntos en el último cuarto, alejándose del base Dennis Smith Jr. con un movimiento electrizante y llegando a la línea una y otra vez.

“Eso fue algo que hace un hombre adulto en esos momentos”, destacó Bazemore. “Estoy orgulloso de él por estar ahí".

Young salió victorioso en su enfrentamiento de novato con Doncic, quien terminó con 21 puntos, pero anotó sólo 3 de 10 tiros en los últimos dos cuartos, que son los que cuentan en los partidos.

“Algunas personas van a decir que anotó más puntos que yo, así que eso lo dejará como mejor”, declaró Young. “Al final del día, me alegro de que mi equipo haya ganado. Eso es lo más importante para mí".

La multitud pasó gran parte de la primera mitad disfrutando de las comodidades del nuevo estadio, incluida una peluquería con vista a la cancha, pero realmente se metió en el juego mientras el equipo de casa seguía acercándose cada vez más en el marcador.

“Gracias Atlanta”, dijo Young a los aficionados después del partido. “Este es solo el comienzo.”

Luego de una actuación de un doble-doble de 35 puntos y 11 asistencias en una victoria en Cleveland, Young luchó con su disparo, se metió en un pequeño problema de faltas y siguió sin tener buen control del balón, ayudando a Dallas a alcanzar una ventaja de 51-25 a solo 4 minutos para que concluyese la primera parte.

Luego llegaría su resurgir y el de los Hawks con Young, quien a falta de 5:13 minutos para el final, anotó tres tiros de personal que pusieron a su equipo por delante en el marcador por primera vez en el partido (96-95).

Mientras que los Mavericks, que dejaban escapar la tercera ventaja más grande en la historia de la franquicia, se hundían con Doncic, que comenzó a experimentar la dureza y dificultad que tiene la competición del mejor baloncesto del mundo.

El exjugador del Real Madrid, que acabó el partido con 21 puntos, tras anotar 7 de 18 tiros de campo, incluidos 2 de 9 triples, y 5 de 8 desde la línea de personal, en 34 minutos de acción, con nueve rebotes defensivos y dos asistencias, tampoco pudo evitar el embarazoso “colapso” de su equipo.


Anuncio