Anuncio

Trump y Xi se reunirán durante la cumbre del G20 en Buenos Aires

El presidente estadounidense, Donald J. Trump (i), y el presidente chino, Xi Jinping (d), se dan la mano durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

El presidente estadounidense, Donald J. Trump (i), y el presidente chino, Xi Jinping (d), se dan la mano durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

EFE

El presidente, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, se reunirán en Buenos Aires durante la cumbre de líderes del G20, que se celebrará entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en la capital argentina, confirmó hoy la Casa Blanca.

El encuentro, que se rumoreaba desde hace semanas, se producirá en medio de un clima de tensión entre las dos potencias económicas, enfrentadas desde julio en una guerra comercial que se ha traducido en la imposición mutua de aranceles por valor de miles de millones de dólares.

“Los dos presidentes se reunirán durante un rato en Buenos Aires, Argentina, durante (la cumbre de) el G20", dijo hoy el principal asesor económico de Trump, Larry Kudlow, en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

El encuentro podría servir para rebajar las tensiones y activar las negociaciones comerciales entre los dos gigantes económicos, que se encuentran estancadas.

“Nuestras peticiones están sobre la mesa. Me encantaría que respondieran. Hasta ahora no lo han hecho”, aseguró Kudlow al ser preguntado por esas negociaciones.

Desde el 24 de septiembre, el país impone aranceles del 10 % por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos, en la tercera tanda de sanciones por parte de Washington al gigante asiático.

El Gobierno chino respondió aplicando gravámenes por valor de 60.000 millones de dólares a productos agrarios del país.

La primera batería de sanciones por parte de Washington entró en vigor en julio y significó unos aranceles a importaciones chinas (la mayoría del sector tecnológico) por 34.000 millones de dólares, mientras que la segunda fue de 16.000 millones de dólares.

Además, a mediados de septiembre, Trump acusó públicamente a China de intentar influir en las elecciones legislativas que tendrán lugar en noviembre, una afirmación que el Gobierno chino ha tachado de “injustificada”.


Anuncio