Anuncio

Junta de Supervisión de Puerto Rico aprueba planes fiscales del Gobierno y Universidad

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico, entidad federal impuesta por Washington para tratar el asunto de la deuda, aprobó hoy los planes fiscales revisados del Gobierno de la isla y la Universidad pública, con recortes que rechazan el Ejecutivo local y los afectados. EFE/Archivo

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico, entidad federal impuesta por Washington para tratar el asunto de la deuda, aprobó hoy los planes fiscales revisados del Gobierno de la isla y la Universidad pública, con recortes que rechazan el Ejecutivo local y los afectados. EFE/Archivo

EFE

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico, entidad federal impuesta por Washington para tratar el asunto de la deuda, aprobó hoy los planes fiscales revisados del Gobierno de la isla y la Universidad pública, con recortes que rechazan el Ejecutivo local y los afectados.

La entidad de control, tal y como estaba previsto, dio el visto buenos a los planes fiscales revisados, documentos guía para los presupuestos anuales de los próximos 5 ejercicios, una vez que las nuevas previsiones económicas hacían necesarios introducir cambios respecto a lo aprobado al inicio del pasado verano.

Los miembros de la JSF subrayaron que los ajustes son necesarios para dar paso al crecimiento de la economía, en crisis desde hace más de una década, y la creación de empleo.

El jefe del Ejecutivo de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, respondió de forma inmediata a la aprobación del presupuesto para el Gobierno central al señalar que incluyen unos recortes agresivos para las cuentas públicas de los que saldrán perjudicados los más vulnerables de la sociedad.

La JSF reconoció que el plan fiscal revisado, que incluye más recortes fiscales para la isla, parte de la premisa de que el Gobierno no garantiza el cumplimiento de medidas incluidas como eliminar la paga de Navidad o reducir las pensiones de los empleados públicos en cerca de un 10 %.

Durante la décimo quinta reunión de la JSF celebrada en la capital puertorriqueña, Christian Sobrino, portavoz del Gobierno ante la entidad de control, dijo que no se tuvieron en consideración los esfuerzos del Ejecutivo para contar con una cuentas públicas saneadas.

El plan fiscal revisado prevé para 2023 el ahorro de cerca 169 millones de dólares por la reducción de las pensiones, de otros 1.500 millones de dólares por la consolidación de agencias gubernamentales y más 800 millones de dólares con la reforma del sistema público de salud, entre otros.

Además, la JSF estima que las ayudas federales para la reconstrucción de Puerto Rico se situarán hasta el año 2033 en cerca de 20.000 millones de dólares por encima de la cifra inicialmente estimada de 60.000 millones de dólares.

El nuevo plan revisado, que ya se conocía tras divulgarse el lunes el borrador, destaca por proyectar un crecimiento de la economía para los próximos cinco años siempre que el Ejecutivo liderado por Ricardo Rosselló ponga en marcha reformas estructurales y medidas fiscales con las que no está de acuerdo el Gobierno de San Juan.

El plan fiscal estima que, no obstante, a partir del año 2033, asociado al final de las ayudas por los desastres, se acabará el dinero y no habrá con qué pagar a los acreedores.

Rosselló recurrió a las redes sociales para asegurar que los recortes que incluye el plan fiscal del Gobierno central provocarán un superávit de 30.000 millones de dólares durante los próximos 16 años que estará disponible para pagar a los acreedores.

Dijo que el plan fiscal hoy aprobado es uno de austeridad, después de subrayar todos los esfuerzos llevados a cabo por su administración.

El gobernador no fue preciso sobre qué partes del plan fiscal rechaza en concreto ni sobre qué medidas tomará de cara al futuro.

La JSF aprobó además el plan fiscal a 5 años para la Universidad de Puerto Rico, el cual incluye recortes, un aumento de las matrículas y el despido de empleados.

El plan de la UPR dividirá la entidad educativa en cuatro campus a nivel administrativo, el de la capital, otro en Mayagüez, el de Ciencias Médicas y un cuarto cuya ubicación se desconoce todavía.

Los recortes introducidos incluyen un 20 % menos de personal para 2019, porcentaje que irá aumentando hasta 2021.

Otras medidas incluyen la eliminación de la paga navideña, una merma en la aportación del plan médico y un aumento generalizado en los costes que pagan los estudiantes por todo tipo de gestiones.


Anuncio