Anuncio
Share

La ONU destaca relativa calma en Darfur y continúa con su retirada progresiva

Fotografía cedida por la ONU muestra una vista general del pleno del Consejo de Seguridad durante una reunión sobre la situación de Sudán y Sudán del Sur hoy, lunes 22 de octubre de 2018, en la sede del organismo en Nueva York (EE.UU.). EFE/Rick Bajornas/ONU/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS
EFE

La ONU destacó hoy la relativa calma que se vive en la región sudanesa de Darfur y confirmó que sigue adelante con la reducción progresiva de su misión en la zona (Unamid), con vistas a su futuro cierre.

El jefe de la misión, Jeremiah Mamabolo, dijo al Consejo de Seguridad que la Unamid prevé recortar en 3.265 efectivos su componente militar para diciembre de este año y en otros 1.420 para el 30 de junio del año próximo.

Esas reducciones fueron aprobadas este año por el propio Consejo de Seguridad, que quiere cerrar durante el año 2020 la operación, que comparten Naciones Unidas y la Unión Africana.

En su última decisión, el Consejo fijó que el número máximo de militares de la Unamid debe bajar en 2019 a poco más de 4.000 efectivos, muy por debajo de los máximos que llegó a tener.

Mamabolo explicó hoy que, conforme se han ido retirando “cascos azules”, la misión ha ido clausurando varias bases y, por ahora, no ha registrado ningún impacto negativo en las zonas abandonadas.

El responsable de la Unamid dijo que durante los últimos meses la situación de seguridad en Darfur se ha mantenido relativamente tranquila y pacífica.

Las excepciones son los combates en algunas zonas limitadas del territorio, donde el conflicto entre el Gobierno sudanés y fuerzas rebeldes continúan y algunas tensiones entre pastores y agricultores.

La Unamid, que entró en funcionamiento el 31 de diciembre de 2007, ha sido durante los últimos años una de las mayores misiones de paz desplegadas por Naciones Unidas en todo el mundo.

La operación se creó en respuesta al conflicto entre movimientos rebeldes y el Ejército sudanés desde 2003, que ha causado por lo menos 300.000 muertos.

Actualmente, cerca de 2 millones de personas continúan desplazadas a raíz del conflicto, de los cuales 1,6 millones viven en 60 campamentos, según datos de la ONU.

Desde hace algunos años, el Gobierno sudanés defiende que el conflicto en Darfur está liquidado y que las tropas internacionales pueden salir del país.

El mes pasado, ese mensaje fue reiterado por el presidente de Sudán, Omar al Bashir, que pidió la retirada total de la misión al considerar que la zona está “en paz”.

El Consejo de Seguridad será el encargado de decidir durante los próximos meses sobre el ritmo de salida de la Unamid en función de la situación sobre el terreno.


Anuncio