Anuncio

Mattis conocía y apoya decisión de Trump de abandonar pacto nuclear con Rusia

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis. EFE/Archivo

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis. EFE/Archivo

EFE

El secretario de Defensa, James Mattis, conocía y comparte la decisión del presidente Donald Trump de abandonar el tratado de armas nucleares de rango medio (INF, por sus siglas en inglés) por considerar que Rusia “no lo cumplía”, señalaron hoy fuentes del Pentágono.

“En relación con el tratado INF, el secretario ha dicho reiteradamente que Rusia no lo cumplía. En este sentido el secretario está completamente en sintonía con el presidente”, aseguró el portavoz del Pentágono, coronel Robert Manning, durante una rueda de prensa.

Debido a lo inesperado de la medida, algunos medios habían especulado con que Trump podía haber tomado esta decisión sin consultar previamente con el Departamento de Defensa, tal y como ocurrió hace unos meses cuando la Casa Blanca optó por cancelar unas maniobras militares conjuntas con Corea del Sur.

Manning recalcó que Mattis y Trump “hablan habitualmente de una amplia gama de asuntos” aunque no precisó si ambos conversaron justo antes del anuncio, puesto que el secretario se encontraba de viaje oficial en Asia en el momento en que el presidente anunció su decisión el pasado sábado.

En cualquier caso, el coronel sostuvo que es una opción que venía siendo estudiada por Washington desde hace tiempo y remitió a los periodistas a la Estrategia de Defensa Nacional y la Revisión de la Postura Nuclear, documentos en los que, según dijo, ya se daba a entender que el abandono del tratado INF podía ser inminente.

En ambos documentos, que fueron presentados a comienzos de año, el Pentágono señalaba a Rusia como una creciente amenaza, especialmente, en el ámbito nuclear.

De hecho, en la Revisión de la Postura Nuclear el Pentágono abogaba por el desarrollo de armamento nuclear de bajo rendimiento al entender que el Kremlin había hecho lo propio durante años, violando así el espíritu de los diversos acuerdos de no proliferación de armas atómicas.

El INF, rubricado por ambos países en 1987, fue el primer acuerdo para reducir los arsenales nucleares y condujo a la eliminación en 1991 de todos los misiles balísticos y de crucero de mediano y corto alcance de ambas potencias, un paso clave para poner fin a las tensiones de la Guerra Fría.


Anuncio