Anuncio

Grupo anti-militar de P.Rico exhorta a jóvenes a no inscribirse a la milicia

Vista de varios militares durante un desfile en San Juan. EFE/Archivo

Vista de varios militares durante un desfile en San Juan. EFE/Archivo

EFE

La organización puertorriqueña Madres contra la Guerra exhortó hoy a los jóvenes de escuela superior a que no se escriban en el Sistema del Servicio Selectivo (SSS) de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, en respuesta a la visita a la isla del director de dicha agencia, Donald Benton.

“A la juventud le decimos que no firmen un contrato militar. El reclutamiento militar es el reclutamiento de los pobres, pues los ricos no son los que firman un contrato militar”, afirmó el organismo en un comunicado de prensa.

De acuerdo con el grupo, el reclutador de las Fuerzas Armadas “les vende sueños” a estos jóvenes “que se convierten en pesadillas”.

Ante ello, la organización le recomendó a los padres y madres de estos jóvenes a que no les den información personal de sus hijos a estos reclutadores militares.

Las críticas de parte de este grupo anti-militar provienen por la visita de Denton a Puerto Rico, con el fin de elevar el porcentaje de puertorriqueños, de entre los 18 y 25 años, que se alistan en el Ejército, ya que menos del 60 % lo hacen.

Y, de acuerdo con el grupo, si estos jóvenes se resisten a alistarse “los chantajean conque no cualifican para financiamiento o becas estudiantiles”.

“Tanto la Constitución de Puerto Rico, como la de Estados Unidos, establecen que la educación es un derecho, no es un privilegio de los ricos. La educación no debe estar supeditada a la inscripción en el servicio selectivo”, abundó la organización.

El organismo sostuvo además que el joven, al obtener la solicitud, puede escribir: “soy objetor por conciencia” y le sacan copia, dejando constancia así de que no quieren firmar un contrato militar si se impusiera nuevamente el servicio militar obligatorio.

El grupo recomendó además a los jóvenes que no tomen la prueba administrada por reclutadores en las escuelas, “que la mercadean como prueba de aptitudes”.

“Esa es otra forma en que los reclutadores militares obtienen sus datos personales. A los reclutadores militares les pagan por lograr que el joven firme un contrato militar”, puntualizó el grupo.


Anuncio