Anuncio

Junta de Supervisión pide reformas estructurales al Gobierno de Puerto Rico

El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de Puerto Rico, José Carrión. EFE/Archivo

El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de Puerto Rico, José Carrión. EFE/Archivo

EFE

La directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de Puerto Rico, Natalie Jaresko, pidió hoy al Gobierno liderado por Ricardo Rosselló que emprenda reformas estructurales si se pretende dejar de lado más de una década de crisis económica.

“Se necesitan reformas estructurales para recuperar la economía a largo plazo”, señaló Jaresko en conferencia de prensa, después de que la entidad de control al Gobierno de San Juan publicara los borradores del plan fiscal revisado del Gobierno central y la Universidad de Puerto Rico (UPR).

La JSF tiene previsto certificar mañana los planes fiscales -documentos guías para los presupuestos anuales- en una reunión pública que se celebrará en San Juan.

Los borradores de los planes fiscales del Gobierno central y la UPR presentados hoy incluyen ajustes de acuerdo a los datos más recientes sobre la economía de la isla.

La JSF certificará mañana los nuevos planes fiscales de Gobierno de Puerto Rico y la UPR a pesar de la falta de voluntad del Ejecutivo de emprender las reformas necesarias, según Jaresko.

El cuadro es favorable de cara a los próximos 5 años siempre que el Ejecutivo lleve a cabo las medidas correctas.

Esa situación positiva a corto plazo está provocada por la llegada de cerca de 82.000 millones de dólares provenientes de fondos federales para la recuperación de los huracanes de septiembre, lo que supone 20.000 millones de dólares más que lo previsto inicialmente.

Esos fondos permitirán pagar a los acreedores de la multimillonaria deuda, por lo menos a corto plazo.

A partir del año 2033, asociado al final de las ayudas por los desastres, se acabará el dinero y no habrá con qué pagar a los acreedores.

La JSF estima la buena marcha de las finanzas públicas a corto plazo siempre y cuando se implementen una serie de reformas que el Ejecutivo no parece vaya a ejecutar.

La reducción en un 10 % de las pensiones, por ejemplo, está asumida en el plan fiscal, sin ninguna garantía por parte del Ejecutivo de Ricardo Rosselló.

El plan fiscal revisado del Gobierno central incluye datos nuevos con relación a ingresos y gastos para el año fiscal 2018, nuevas proyecciones demográficas, asignación de nuevos fondos federales y actualización de fondos para la recuperación de desastres.

El plan fiscal revisado del Gobierno incluye además el acuerdo alcanzado recientemente con los acreedores de la estatal Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina).

Jaresko reconoció que hay reformas estructurales que necesitan llevarse a cabo para transformar la economía de Puerto Rico, pero que no se incluyen en los planes fiscales de Gobierno central y UPR porque no hay voluntad política de sacarlos adelante por parte del Ejecutivo liderado por Rosselló.

“Si el Gobierno no es más ambicioso en reformas no se solucionará el problema del déficit fiscal de la última década”, sostuvo la directora ejecutiva de la JSF.

Jaresko apoyó sus palabras con un escueto resumen de pocas páginas del plan fiscal que refleja un crecimiento de la economía de la isla caribeña durante los próximos años, impulsado por las ayudas millonarias provenientes de fondos federales para paliar los daños provocados por los huracanes de septiembre de 2018.

El borrador del plan fiscal del Gobierno central establece un crecimiento de la economía para el año fiscal 2018 del 8 %, que en el año fiscal 2019 será del 7,8 % y del 5,5 % en el 2020.

A plazo medio, en el horizonte del año fiscal 2023, el crecimiento será de solo un 0,7 %, antes de iniciar la cuesta abajo.

Jaresko resaltó que si el Gobierno quiere mantener el crecimiento que se vivirá este año o los inmediatamente posteriores sabe que debe emprender medidas de reformas estructurales, algo que entiende no está en la agenda del Ejecutivo de San Juan.

Dijo que esas reformas estructurales afectan tanto a la energía, como el mercado laboral o la normativa para hacer negocios en la isla.

Respecto a si el Gobierno cumplirá con lo estipulado en el plan fiscal, matizó que hay que cumplir con unas cifras concretas y que le corresponde a las autoridades de la isla ver cómo se alcanzan.

Sobre la anunciada subida del salario mínimo en el sector de la construcción para obras públicas, indicó que se trata de una medida del Gobierno contraproducente que no ayuda a la mejora de la economía.

En cuanto al plan de pensiones de la UPR, aseguró que no cuenta con fondos para cumplir con sus obligaciones y que por lo tanto no se podrá pagar a los jubilados.


Anuncio