Anuncio

Fitch rebaja la perspectiva crediticia de Petróleos Mexicanos

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings modificó hoy de estable a negativa la perspectiva crediticia de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ante la "incertidumbre creciente" sobre su estrategia futura de negocios. EFE/ARCHIVO

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings modificó hoy de estable a negativa la perspectiva crediticia de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ante la “incertidumbre creciente” sobre su estrategia futura de negocios. EFE/ARCHIVO

EFE

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings modificó hoy de estable a negativa la perspectiva crediticia de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ante la “incertidumbre creciente” sobre su estrategia futura de negocios.

Mediante un comunicado, la calificadora dijo que el cambio a negativa desde estable “refleja el deterioro del perfil crediticio individual de Pemex, que podría alcanzar una calificación ‘CCC’ desde su calificación actual de ‘B-'.

La nota indicó que la creciente incertidumbre sobre cambios futuros potenciales en la estrategia de negocios de Pemex “podrían acelerar el debilitamiento de la estructura de capital de la compañía”.

Fitch agregó que “supervisará los avances relacionados a la estrategia de la compañía y si estos le permitirán a Pemex tener un nivel de inversiones sostenible que le permita reponer las reservas y estabilizar la producción”.

El perfil crediticio de Pemex “puede seguir deteriorándose” como resultado de un cambio de estrategia que aumente significativamente las inversiones en refinación o afecte precio de venta especialmente si es a costa de reducir inversiones en exploración y producción y aumentar el apalancamiento, consideró.

El jueves, la agencia calificadora de riesgos Moody’s alertó que México perderá ingresos por un valor del 2 % de su PIB si opta por dejar de vender petróleo al extranjero como ha propuesto el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

La compañía pronostica en un informe que si el próximo gobierno mexicano adopta esta política, la petrolera estatal Pemex y el mismo Ejecutivo sufrirán “implicaciones negativas”.


Anuncio