Anuncio
Share

Campaña combate la violencia de género en Puerto Rico, que deja 16 muertes en 2018

La violencia de género en la isla provocó 16 muertes en lo que va de 2018, problema que se combate con la campaña "No mates a Puerto Rico" y que ha vuelto a la atención mediática tras el asesinato a puñaladas en plena calle de una mujer. EFE/Archivo
EFE

La violencia de género en la isla provocó 16 muertes en lo que va de 2018, problema que se combate con la campaña “No mates a Puerto Rico” y que ha vuelto a la atención mediática tras el asesinato a puñaladas en plena calle de una mujer.

La directora de la Oficina de la Procuradora de la Mujer (OPM) de Puerto Rico, Lersy Boria, señaló hoy a Efe que la campaña comenzó a principios del presente mes con el objetivo de concienciar sobre un problema que golpea a la sociedad de la isla a pesar de la tendencia a la baja.

Boria recordó que la entidad que lidera se creó precisamente ante el alarmante número de muertes de mujeres a manos de sus parejas, una tendencia que se ha reducido desde las 31 asesinadas del año 2004 a causa de la violencia de género pero que continúa siendo un problema social de primer orden.

La funcionaria indicó que en el año 2017 murieron por violencia de género 14 mujeres, frente a las 15 de lo que va de 2018 -a las que hay que sumar un varón-, razón por la que sostuvo que se tienen que redoblar esfuerzos.

“Es un asunto que va mucho más allá, ‘multifactorial’, educativo y en el que trabajamos con la salud mental”, subrayó Boria.

“La violencia se género es un asunto que afecta a toda la ciudadanía”, dijo en relación al problema, que como aseguró afecta a muchas más mujeres de lo que se puede pensar.

La funcionaria subrayó que aunque la cifra de mujeres muertas a manos de sus maridos se reduzca “una sola víctima fracciona a la sociedad”.

Las estadísticas de violencia doméstica de la Policía de Puerto Rico indican que en 2017 se registraron un total de 7.114 incidentes relacionados con violencia de género en los que las víctimas fueron mujeres.

“Queremos que no haya más silencios”, destacó Boria, para quien la labor de la OPM es la de actuar de enlace con las víctimas.

Para la funcionaria, sin duda, lo más importante es el trabajo de prevención, ya que en muchos casos los autores de las agresiones son personas que ya con anterioridad han dado síntomas de agresividad contra sus parejas.

“Hay patrones de propenso agresor”, destacó Boria, para quien las mujeres que vayan a abandonar a sus parejas no deben comunicárselo.

“Nunca digan que van a terminar una relación a sus parejas -en casos de potenciales agresores-", indicó, tras recomendar ponerse en contacto con la agencia a través del teléfono de ayuda de la OPM, el 787 7222977.

El asunto de la violencia de género ganó interés mediático los últimos días tras conocerse la muerte de Rosabel Rodríguez Díaz, fallecida el pasado martes a causa de tres puñaladas que recibió en la espalda, cuello y hombro mientras se encontraba junto a su automóvil.

Según el informe policial, la muerte, aparentemente, se produjo por acecho, ya que la víctima no presentaba heridas de defensa y no aparenta ser un robo, ya que de su vehículo no desaparecieron su teléfono celular y otras pertenencias.

El comandante de la Policía de Puerto Rico José Arocho indicó que la investigación apunta a que no fue un robo, sino que sorprendieron por la espalda a la mujer.

Boria indicó que si bien está a la espera de que las investigación policial dé más detalles de lo ocurrido todo apunta a que la muerte de la mujer se trata de un nuevo episodio de violencia de género, aunque habrá que esperar todavía para conocer más datos.

Las estadísticas oficiales muestran que en 2011 fueron asesinadas a manos de sus parejas un total de 25 mujeres, aunque peores fueron 2008 con 26 muertes y 2004, cuando la violencia de género se cobró la vida 31 féminas.


Anuncio