El presidente de Iberia explica transformación corporativa en IESE Nueva York

EFE

El presidente de Iberia, Luis Gallego, dio hoy una clase magistral en el IESE de Nueva York donde explicó la transformación emprendida por la aerolínea hace seis años, cuando "perdía un millón al día", y sus planes de futuro, que pasan por alcanzar un margen operativo de hasta el 15 % de aquí a 2022.

"Se puede pensar que empezamos a perder dinero por la fusión con British Airways, pero no, ya sabíamos perder dinero nosotros mismos", bromeó el ejecutivo de la compañía española, que desde aquella crisis de 2012 ha emprendido muchos cambios.

Según indicó, Iberia en 2017 tuvo un beneficio operativo de 376 millones de euros, un 36 % más respecto al año anterior, y su objetivo entre 2018 y 2022 es alcanzar un margen operativo del 12 % al 15 %, muy por encima del 7,7 % logrado en 2017.

Antes de ejecutar su "plan de transformación" de 2013, que le permitió reducir a la mitad unas pérdidas de 351 millones, Iberia se enfrentó a dificultades por la estructura de la industria, las restricciones legales en España o la propia complejidad de la empresa, según relató Gallego.

La aerolínea, integrada en el conglomerado IAG, se esforzó en reducir su capacidad un 15 %, recortó rutas, simplificó la empresa e invirtió en mediación, márketing y reputación antes de desarrollar en 2014 un "plan de futuro" que se encuentra en su segunda fase y ha radicado, especialmente, en el "cambio cultural".

"Había que cambiar la manera de hacer las cosas después de 90 años" y la comunicación fue clave, apuntó Gallego, para transformar desde las propias filas de la organización hasta la experiencia a bordo, con el uso de nuevas tecnologías.

Parte de esa renovación se observa en la flota de Iberia, que cuenta en la actualidad con 39 aviones anchos, 66 estrechos y 37 regionales, a los que sumará los modelos de nueva generación A350, de los que ha pedido 14, y A320Neo, de los que recibirá 18, destacó, estableciendo de momento un "equilibrio" entre todos.

El mercado más fuerte actualmente para Iberia es Latinoamérica, donde cuenta con 18 destinos, mientras que busca incrementar su presencia en Estados Unidos, reforzar la de Asia, donde tiene 5 vuelos semanales a Tokio, y reanudar los que se cancelaron en África, por ejemplo a Johannesburgo.

Gallego, quien dijo haber "viajado toda la vida en Economy", aseguró que Iberia se centra también en la puntualidad y que compite por hacer de Madrid un "hub" más deseable para los viajeros con conexión, que buscan una "experiencia fácil", y los de corta distancia, que deciden por precio.

Preguntado por los retos que plantea para el futuro de Iberia el brexit, Gallego recordó que la aerolínea como su matriz, IAG, son españolas, y reiteró, como en otras ocasiones, que no cree que vaya a haber problemas.

"Si hay un brexit duro puede haber un problema, a lo mejor no tienes un acuerdo con Reino Unido para volar allí, pero sinceramente no creo que vaya a ocurrir (...), creo que habrá un acuerdo de la misma manera que tenemos un acuerdo para volar a Canadá", apostilló.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°