Trump insinúa que "asesinos que van por libre" están tras muerte de Khashoggi

EFE

El presidente, Donald Trump , insinuó hoy que "asesinos que van por libre" podrían estar detrás de la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi, de quién no se sabe nada desde que el pasado 2 de octubre entrara al consulado de su país en Estambul.

"Me parece que quizás estos podrían haber sido asesinos que van por libre, quién sabe. Vamos a tratar de llegar al fondo (del asunto) muy pronto", señaló Trump ante los periodistas momentos antes de embarcar en el avión presidencial rumbo a Florida.

Trump hizo estas declaraciones después de asegurar que el rey saudí, Salmán bin Abdelaziz, le dijo por teléfono que desconoce qué ha sucedido con Khashoggi, un periodista que escribía para el diario The Washington Post y que, según sus familiares y amigos, fue presuntamente asesinado en el consulado de su país en Turquía.

Además, el monarca señaló a Trump que Arabia Saudí está trabajando con las autoridades turcas para esclarecer lo sucedido a principios de octubre, de acuerdo a las declaraciones del presidente estadounidense.

"Él dijo muy firmemente que está tratando con Turquía, que han llegado a un acuerdo para investigarlo juntos y creo que eso es algo bueno", añadió antes de partir hacia el sur del país.

Asimismo, Trump confirmó ante la prensa que el secretario de Estado, Mike Pompeo, viajará hoy a Riad para reunirse con el rey Salmán y tratar la desaparición del periodista, que se distanció de la monarquía cuando el actual príncipe heredero, Mohamed bin Salman, ascendió a posiciones de poder.

Trump conversó la semana pasada sobre el caso con los "más altos niveles" del Gobierno de Arabia Saudí, mientras que tanto el vicepresidente, Mike Pence, como altos funcionarios de la Casa Blanca telefonearon al príncipe Mohamed bin Salman.

El pasado día 2, Khashoggi entró al consulado del reino en Estambul para recoger unos documentos que necesitaba para poder casarse con su novia turca, que se quedó esperando fuera del edificio.

Desde entonces, no se tiene noticia del paradero del periodista, que era crítico con la monarquía saudí.

La semana pasada, amigos de Khashoggi aseguraron tener la certeza de que el periodista fue asesinado en el consulado, e incluso de que su cadáver fue troceado y sacado en maletas, pero el Gobierno turco no ha comentado oficialmente esas acusaciones y Riad las niega.

De acuerdo a The Washington Post, el Gobierno turco habría informado a las autoridades de Estados Unidos de que disponía de grabaciones de vídeo y audio que demostrarían que el periodista fue asesinado en el consulado.

Líderes mundiales como el secretario general de la ONU, António Guterres, o el presidente francés Emmanuel Macron, entre otros, han pedido que se esclarezcan las causas de la desaparición.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°