Actualmente en Puerto Rico opera la mitad de policías, según legislador

EFE

Históricamente la policía de Puerto Rico contaba con 22.000 agentes y oficiales y ahora opera con 12.082, reflejó hoy el representante, Joel Franqui Atiles, quien presentó una propuesta que busca establecer incentivos fiscales y económicos para las fuerzas de seguridad para crear mecanismos legales para promover el reclutamiento de policías y maestros, y retenerlos.

El Proyecto de la Cámara 1751 crea la Ley de Incentivo para el Reclutamiento y Retención de Policías y Maestros con el fin de otorgar una deducción contributiva especial de 50 por ciento por los pagos realizados al principal de los préstamos estudiantiles tomados para estudios universitarios de bachillerato.

Además busca una de un 80 por ciento por los pagos realizados al principal de préstamos estudiantiles para estudios de postgrado de aquellos que evidencien estar activos como maestros y/o policías en el sistema público.

A su vez, establece una exoneración para estos profesionales en el pago arbitrios para la adquisición de un vehículo de motor, exoneración en el pago de aranceles, sellos y comprobantes cuando adquieran una propiedad o bien inmueble.

"Con estos incentivos deseamos motivar a estos profesionales a quedarse en Puerto Rico. Por ejemplo, según ha informado el Negociado de la Policía, este año se han ido 478 agentes por distintas razones entre el 1 de enero al 28 de junio", indicó en un comunicado.

En septiembre del 2016, 56 de los miembros dejaron la Policía; otros 12 en octubre de ese año; 30 en noviembre y 31 en diciembre de 2016. Históricamente la policía contaba con 22.000 agentes y oficiales y actualmente operan con 12.082, prácticamente la mitad de sus efectivos", detalló Franqui Atiles.

Por otra parte, en la medida se resalta que en el 2015 de los 89.000 puertorriqueños que dejaron la isla, se estima que un mínimo de 1.800 eran maestros. El salario base de los maestros, el cual ascendía a 1.750 mensuales, es inferior a otras jurisdicciones y no es un salario atractivo con la realidad económica que atraviesa el País para retener maestros o reclutar los mismos.

"En agosto, policías y maestros recibieron un aumento salarial de 125 dólares mensuales, otorgado por nuestra administración y el gobernador, Ricardo Rosselló. Si bien es cierto que este aumento era necesario para nuestros policías y maestros quienes no recibían un aumento hace dos décadas, sabemos que no es suficiente. Pero ante la situación económica y las restricciones de la Junta de Supervisión Fiscal, es lo que se les ha podido dar en estos momentos", concluyó el legislador.

"Por eso buscamos se les pueda otorgar estos incentivos que les benefician económicamente y equipar en algo lo que merecen. Es imperante buscar otras maneras de detener el éxodo de nuestros policías, que no cotizan para el seguro social y el cuatrienio pasado se les trastocó su aportación de Retiro. La falta de agentes de ley y orden incide directamente con la seguridad de nuestras familias en las calles", concluyó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°