Los archivos de la prensa de la Casa Blanca: cartas desde el Despacho Oval

EFE

Estuvieron con George W. Bush el 11 de septiembre de 2001, con Barack Obama cuando anunció la muerte de Osama bin Laden y con John F. Kennedy el último día de su vida. Desde hace décadas, una docena de periodistas acceden cada día al Despacho Oval, y ahora reunirán sus notas en un archivo en Internet.

"La cara del presidente se volvió visiblemente tensa y seria. Asintió. Parecía distraído y sombrío, pero reanudó su interacción con la clase".

Con esas palabras describieron los periodistas Judy Keen y Jay Carney la reacción de Bush cuando su jefe de gabinete, Andy Card, interrumpió un acto del entonces presidente en una escuela de Florida y le susurró al oído: "Han atacado Estados Unidos".

Keen y Carney formaban parte ese día, el 11-S, del "pool" de la Casa Blanca: un grupo compuesto por trece o catorce periodistas, fotógrafos y camarógrafos que tienen el privilegio de acceder a todos los actos del presidente de EE.UU., y la misión de contar lo ocurrido en ellos a miles de reporteros interesados en el tema.

"Tener ese día a periodistas (en Florida y) en el Air Force One significó que pudimos saber que el presidente estaba bien y, más o menos, cuál iba a ser su reacción inicial (a los atentados). El 'pool' es muy, muy importante", dijo a Efe el presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA), Olivier Knox.

Los informes que envían cada día los periodistas del "pool" llegan a la bandeja de correo electrónico de miles de reporteros, que encuentran en ellos una ventana a lugares como el Despacho Oval y el Air Force One, cuyas reducidas dimensiones obligan a limitar la presencia de la prensa.

Esas minuciosas descripciones del día a día en la Casa Blanca, conocidas en inglés como "pool reports", se trataron durante décadas como una mera herramienta para los periodistas que podía tirarse a la basura al comenzar la siguiente jornada informativa.

"Los detalles más coloridos y significativos de cualquier momento importante están incluidos en esos 'pool reports', pero esencialmente se pierden porque no hay ninguna base de datos pública donde la gente pueda buscarlos", explicó a Efe la periodista Margaret Talev, expresidenta de la WHCA.

Hace unos años, a Talev y a otro periodista se les ocurrió crear "una base de datos en la que la gente pudiera buscar palabras clave, como 'Obama', 'cafetería' y 'campaña', o 'Bush', 'terrorismo' y 'abrazo', y ver cualquier informe relevante del pool", recordó.

Esta semana, la WHCA presentó formalmente ese proyecto, un "archivo presidencial" que reunirá los "pool reports" de la historia reciente en una página web gestionada por la Universidad de Maryland.

A lo largo de los próximos "uno o dos años", la universidad reunirá los informes "enviados por correo electrónico", y "en una segunda fase, se escanearán manualmente las copias de papel que puedan encontrarse de Administraciones más antiguas", apuntó Talev.

Nadie parece saber la fecha exacta del primer "pool report", pero "en general, la gente está de acuerdo en que cuando comenzaron los viajes regulares en avión, que fue durante (la Administración de Dwight) Eisenhower (1953-1961), comenzó el sistema moderno de 'pool' de la Casa Blanca", sostuvo Knox.

A mediados de la década pasada, la llegada del correo electrónico permitió a miles de periodistas que no estaban físicamente en la mansión presidencial recibir al instante las últimas declaraciones del jefe de Estado.

Pero, cuando Knox comenzó a cubrir la Casa Blanca, a finales de 2000, el periodista encargado de escribir el "pool report" lo entregaba a la oficina de prensa, que "lo imprimía en un mimeógrafo", una antigua copiadora que solía usarse en las escuelas.

"Los sacaban de esa máquina, los ponían en bandejas de plástico en la sala de prensa, y todos corríamos por ellos", recordó Knox.

En esas páginas cabían desde noticias dignas de parar las rotativas a los detalles más mundanos de la vida presidencial.

"Alguien tiene que estar ahí para decir: el presidente está jugando hoy al golf", señaló a Efe la decana de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Maryland, Lucy Dalglish, que coordina el proyecto para archivar los informes.

La WHCA ya ha localizado "pool reports" de la década de 1980, y no pierde la esperanza de encontrar a más nostálgicos que, como recuerdo de su etapa en la Casa Blanca, tengan guardadas en el sótano cajas llenas de "viejas noticias".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
46°