Gurriel luce bate oportuno y sella triunfo de Astros; Arcia pega jonrón

EFE

El primera base cubano Yuli Gurriel brilló en la jornada de postemporada al disparar vuelacercas bueno para tres carreras y sellar la victoria de los Astros de Houston, que se acreditaron el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Gurriel desapareció la pelota del campo y los Astros consiguieron una victoria a domicilio por 2-7 sobre los Medias Rojas de Boston, que les dio la ventaja 1-0 en la serie que disputan al mejor de siete en el Joven Circuito, donde defienden el título de campeones.

El pelotero cubano ayudó a que los Astros, campeones defensores de la Serie Mundial, sumaran su quinta victoria consecutiva en la presente competición de los playoffs, en la que marchan invictos después de haber barrido 3-0 al serie divisional ante los Indios de Cleveland.

Gurriel (1) mandó la pelota a la calle en el noveno episodio en respuesta a los disparos que le mandaba el relevo Brandon Workman, llevando a dos corredores en los senderos cuando el lanzador tenía un out en la entrada.

El cubano, que pegó una vez en cinco viajes que hizo a la caja de bateo, terminó con tres carreras empujadas y llegó en una ocasión a la registradora.

Previo al partido, el piloto de los Medias Rojas, el boricua Alex Cora, que fue expulsado del partido por protestar a los árbitros, bromeó que esperaba ver a Gurriel salir al diamante del Fenway Park con un pasamontañas.

Cora, quien fue el entrenador de la banca de los Astros el año pasado, sabe que a Gurriel, quien jugó en Cuba, no se lleva bien con el frío.

Las temperaturas en Boston para el Primer Partido estuvieron por debajo de 10 grados centígrados y efectivamente, Gurriel dijo que se sintió "entumido, no sólo en las manos, sino hasta en los pies".

Pero al final, la clase y gran adaptación de Gurriel pudo más que las bajas temperaturas que se dieron en la noche de Boston.

"Practicamente no sentía ni el bate", declaró Gurriel, de 34 años, al concluir el partido. "A medida que pasaban los minutos, me fui adaptando y gracias a Dios salió un cuadrangular".

Si hay algo que Gurriel ha demostrado es una capacidad para adaptarse. En 311 partidos de temporada regular desde que debutó en Grandes Ligas con los Astros en el 2016 a los pocos meses de desertar de Cuba, lleva promedio para .291 y ha remolcado 175 carreras. Luego de ganar la Serie Mundial el año pasado, el cubano busca conseguir un segundo anillo.

"El año pasado fue increíble porque en mi primer año completo tuve la posibilidad de ganar una Serie Mundial", admitió Gurriel. "Ahora este año también estamos inmersos en los playoffs y con buenos resultados".

El receptor puertorriqueño Martín Maldonado llegó a la timbradora en el segundo episodio remolcado con sencillo del guardabosques George Springer .

En el duelo de la Liga Nacional, el parador en corto venezolano Orlando Arcia mandó la pelota al otro lado de la barda, pero los Cerveceros de Milwaukee perdieron de locales por 3-4 contra los Dodgers de Los Ángeles.

Con la victoria los Dodgers ponen marca de 1-1 en la serie por el título de la Liga Nacional que disputan al mejor de siete contra los Cerveceros.

Arcia (1) mandó la pelota a la calle en la quinta entrada al cazar los lanzamientos del abridor surcoreano Hyun-Jin Ryu.

El venezolano, que conectó una vez en cuatro viajes a la caja de bateo, desapareció la pelota sin corredores por delante, sin outs en la entrada.

Aunque Arcia desapareció la pelota del campo no pudo evitar que la novena de Milwaukee quedara a una victoria de igualar la marca de franquicia establecida al inicio de la temporada de 1987, de 13 victorias consecutivas.

Por los Dodgers sobre el montículo, el relevo dominicano Pedro Báez (1-0) se acreditó la victoria en trabajo de una entrada y un tercio, regaló una base por bolas y retiró a un bateador rival.

Báez, quinto lanzador de ocho que usaron los Dodgers, enfrentó a cinco bateadores con 17 lanzamientos, de los cuales nueve los colocó en la zona perfecta del strike.

El receptor Austin Barnes, que reemplazó al cubano Yasmani Grandal , estuvo con 0 de 3.

Grandal, que ha tenido un mal desempeño en lo que va de postemporada, suma registro de 2 de 17 con siete ponches, y el viernes, cuando los Dodgers perdieron 5-6 ante los Cerveceros en el " Miller Park ", cometió dos errores en las primeras tres entradas y pegó 1 de 4.

El piloto de los Dodgers, Daver Roberts, decidió dar descanso al cubano y dijo que espera que Grandal regrese a la alineación inicial para el tercer juego de la serie.

El tercer partido se llevará a cabo el lunes en el "Dodger Stadium", en donde Walker Buehler será el abridor de la novena de Los Ángeles y el venezolano Jhoulys Chacín subirá al montículo para con los Cerveceros, cuando posiblemente Grandal vuelva a su posición en la receptoría.

Sonia Salazar

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°