EE.UU. pide a Arabia Saudí que permita investigar desaparición de periodista

EFE

Estados Unidos pidió hoy a Arabia Saudí que apoye una investigación "exhaustiva" y "transparente" sobre la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi, después de que Turquía aumentara la presión sobre el reino saudí para aclarar el paradero del reportero.

"Pedimos al Gobierno de Arabia Saudí que apoye una investigación exhaustiva sobre la desaparición del señor Khashoggi, y que sea transparente sobre los resultados de esa investigación", dijo el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en un comunicado.

Pompeo agregó que "altos funcionarios del Departamento de Estado han hablado sobre este tema con el reino saudí mediante canales diplomáticos".

El titular de Exteriores expresó su inquietud por "los informes contradictorios sobre la seguridad y el paradero" de Khashoggi.

Unas horas antes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, se había mostrado también "preocupado" por el caso del periodista saudí.

"Estoy preocupado por ello. No me gusta escuchar (que ha desaparecido). Esperemos que se resuelvan las cosas. Ahora mismo nadie sabe nada sobre ello, pero circulan algunas historias con bastante mala pinta. No me gusta", dijo Trump a los periodistas al regresar a Washington tras una visita a Orlando (Florida).

Khashoggi se distanció de la monarquía saudí el año pasado y se exilió en Estados Unidos, donde empezó a escribir para el diario Washington Post columnas críticas con la monarquía del país árabe.

El periodista desapareció el pasado martes 2 de octubre en Estambul, donde se hallaba para encontrarse con su novia turca, Hatice Cengiz, y visitó el consulado saudí en esa ciudad para recoger documentos necesarios para su próxima boda.

No se han vuelto a tener noticias de él desde que entró en la legación, lo que ha suscitado todo tipo de especulaciones.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, exigió hoy a las autoridades de Arabia Saudí que "demuestren" con imágenes de las cámaras de seguridad si Khashoggi salió vivo del consulado, mientras Ankara pedía permiso para registrar la legación diplomática.

Las autoridades turcas no se han pronunciado sobre la posibilidad de que Khashoggi haya sido asesinado, tal y como han denunciado amigos y compañeros de profesión del periodista.

Uno de ellos, el periodista turco Turan Kislakçi, aseveró hoy al diario turco Hürriyet que el cadáver de Khashoggi fue despedazado en el interior del consulado y sacado del recinto en maletas.

Mientras, el consulado saudí de Estambul rechazó este domingo tajantemente en Twitter la "acusación infundada" de un supuesto asesinato.

La relación con Arabia Saudí es una de las prioridades de la Casa Blanca de Trump, que eligió ese país para su primer viaje al extranjero como presidente el año pasado y lo defendió en su disputa diplomática con Catar, hasta el punto de entrar en contradicción con la postura de su propio Departamento de Estado.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°