La cultura italiana se reivindica en el desfile neoyorquino de Nueva York

EFE

La cultura italiana se reivindicó hoy en el desfile de Nueva York por la festividad de Columbus Day, en la que participaron unas 35.000 personas y en la que el gobernador Andrew Cuomo anunció que el polémico monumento a Colón de Central Park se ha catalogado en el registro de "lugares históricos".

La edición 74 de la celebración de Columbus Day en Nueva York pasó página este año a la polémica del año anterior, cuando al calor de los incidentes de Charlottesville (Virginia) se comenzaron a eliminar estatuas de líderes confederados que apoyaban la esclavitud.

Por aquel entonces, diferentes plataformas pidieron que la estatua de Colón, al sur de Central Park, se catalogase también como "símbolo de odio", con llamamientos a desmontar o reubicar el monumento, lo que molestó a la comunidad italoamericana.

De entrada y a pesar de una intermitente y fina lluvia, el desfile de este año transcurrió en un ambiente festivo, en la que participaron miles de personas con más de 100 grupos, incluidas bandas y carrozas, que marcharon por la Quinta Avenida desde la calle 44 hasta la 72, con la policía de Nueva York y New Jersey montada a caballo.

Ante la mirada de cientos de miles de espectadores, las banderas italianas y estadounidenses han marcado el color del desfile, que según sus organizadores celebra el "espíritu de exploración y coraje que inspiró la expedición de 1492 de Cristóbal Colón" y las "importantes contribuciones que los estadounidenses de origen italiano han hecho en EE.UU.".

En este contexto, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, de familia de origen italiano, informó de que la Junta de Conservación Histórica del Estado ha incluido el monumento de Central Park a Cristóbal Colón en el Registro Estatal de Lugares Históricos y recomendó la estatua para su inclusión en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

El monumento de granito, de 76 pies, fue erigida en 1892 en Central Park por la creciente comunidad italiano-estadounidense de Nueva York, que abrazó a "Columbus" como una figura unificadora para ayudar a los italianos a superar la discriminación y lograr su inclusión en la sociedad en general.

"El Monumento a Colón es un poderoso símbolo de la comunidad italoamericana y un testimonio del papel de Nueva York en la asimilación de inmigrantes de todo el mundo en nuestro estado", dijo Cuomo.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°