La ONU pide el cese de combates en la RDC para permitir combatir el ébola

EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió hoy el cese de las hostilidades en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) para facilitar la lucha contra el brote de ébola que sufre la zona.

Los quince países del Consejo, tras discutir la situación a puerta cerrada, subrayaron la necesidad de dar una respuesta rápida a la enfermedad y pidieron respaldo al trabajo de las autoridades congoleñas y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, advirtieron del riesgo de que el ébola se extienda rápidamente, incluyendo a países vecinos y que afecte la estabilidad regional, según una declaración leía a los periodistas por el presidente de turno del órgano, el embajador boliviano Sacha Llorenti.

Según las últimas cifras de las autoridades de la RDC, el número de muertes probables por el brote declarado hace dos meses asciende a 104, de las que 72 han dado positivo en laboratorio.

Desde que se declarara el brote el pasado 1 de agosto en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, el control de esta epidemia se ha resentido, según el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), por el fuerte rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento; así como por la inseguridad imperante en la zona.

El noreste de la RDC, especialmente la provincia de Kivu del Norte, lleva años sumido en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos rebeldes, a pesar de la presencia del Ejército congoleño y de una misión de paz de Naciones Unidas.

Precisamente, esta semana los embajadores del Consejo de Seguridad tienen previsto viajar a la RDC y abordar tanto el conflicto, como el brote de ébola y los preparativos de las elecciones previstas para el próximo diciembre.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°