Directivos del Sloan Kettering afirmaron que oncólogo Baselga "cruzó límites"

EFE

El presidente de la junta directiva del hospital Memorial Sloan Kettering (MSK), Douglas A. Warner, dijo que el conocido oncólogo español José Baselga, que recientemente renunció como director médico, "cruzó los límites" y esa institución debió "haber hecho más" para frenarlo, publicó hoy The New York Times.

Baselga dimitió el pasado 14 de septiembre, después de que se conociera que no había divulgado, como establecía la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer, pagos millonarios de la industria farmacéutica que podían poner en cuestión sus artículos de investigación.

El Times y la plataforma de investigación ProPublica dieron a conocer que Baselga no reportó esos pagos en los últimos años, omitiendo estos lazos financieros en docenas de artículos de investigación publicados en medios prestigiosos como The New England Journal of Medicine y The Lancet.

Warner y el principal ejecutivo de la junta, el médico Craig B. Thompson, sostuvieron el lunes una reunión con personal del hospital donde se debatió lo ocurrido con Baselga y cuya transcripción fue enviada al diario.

Warner, expresidente de la financiera JPMorgan, aseguró además que había "indignación generalizada" entre el personal y que la reputación del hospital había quedado afectada con lo ocurrido.

Ni la carta de renuncia de Baselga ni la declaración que hizo el hospital indicaban que el oncólogo fuera despedido, pero declaraciones de Warner en la reunión apuntaban a lo contrario.

"Tengo que decir que es una tragedia. Me agrada José, me agrada mucho, pero desafortunadamente, no nos dejó otra opción", cita el Times.

No obstante, una portavoz del hospital, Christine Hickey, aseguró que Baselga no fue despedido y que Warner quería decir que "no les quedó otra opción que aceptar su renuncia".

Thompson señaló por su parte que los programas de formación del hospital sobre conflictos de interés y políticas intentan mantenerlos "en el lado correcto" de lo que se debe hacer.

Pese a que Baselga también completó la formación, no informó de conflictos de interés durante las reuniones ni en sus publicaciones, y participó en una serie de consultas y posiciones en juntas directivas que lo comprometían "sustancialmente" aparte de sus responsabilidades con el hospital.

"José siempre rebasó los límites", afirmó el ejecutivo, según señalan los apuntes de la reunión.

"Esto era lo que lo diferenciaba de muchas maneras, pero es también lo que le metió en los problemas documentados por The New York Times. José me informaba, y ojalá hubiera hecho más para mantenerlo lejos del límite", indicó.

Baselga se comprometió a corregir 17 artículos informando de sus conflictos de intereses y este lunes The New England Journal of Medicine publicó correcciones en dos de los artículos del oncólogo.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°