Anuncio

El 28 % de la población de Utah está en riesgo de pobreza intergeneracional

A pesar del buen momento económico en Utah y el aumento salarial en los últimos años, la pobreza que se transmite de padres a hijos sigue creciendo y el 28 % de la población local ahora corre el riesgo de llegar a esa situación o de repetir ese ciclo, según un nuevo reporte oficial. EFE/ARCHIVO

A pesar del buen momento económico en Utah y el aumento salarial en los últimos años, la pobreza que se transmite de padres a hijos sigue creciendo y el 28 % de la población local ahora corre el riesgo de llegar a esa situación o de repetir ese ciclo, según un nuevo reporte oficial. EFE/ARCHIVO

EFE

A pesar del buen momento económico en Utah y el aumento salarial en los últimos años, la pobreza que se transmite de padres a hijos sigue creciendo y el 28 % de la población local ahora corre el riesgo de llegar a esa situación o de repetir ese ciclo, según un nuevo reporte oficial.

El informe, preparado por la Comisión de Reforma de Bienestar Intergeneracional de Utah, revela que, aunque el nivel de pobreza, según la define el gobierno federal, en este estado se ha mantenido estable desde principios de la década, la llamada pobreza intergeneracional ha crecido desde esa fecha un 16 % entre los niños y un 12 % entre los adultos.

En términos concretos, si a las personas que viven por debajo del nivel federal de pobreza se les suma aquellos que reciben ayuda pública y que, por eso, corren el riesgo de permanecer pobres, entonces el 28 % de los poco más de 3 millones habitantes en Utah se ven afectado por la pobreza intergeneracional, explica el informe.

Según el Gobierno federal, una persona vive bajo el umbral de la pobreza si recibe menos de 12.140 dólares al año, cifra que asciende a 16.460 dólares en familias de dos miembros, 20.780 en el caso de tres y de 25.100 en el de cuatro.

Además, unos 40.000 adultos y unos 59.000 niños de Utah ya han experimentado pobreza intergeneracional por dos o más generaciones.

“Necesitamos asegurarnos de que todas nuestras familias tengan acceso a oportunidades, especialmente aquellas en el ciclo de vida en pobreza”, expresó en declaraciones preparadas el vicegobernador Spencer Cox, agregando que “podemos servir mejor a los adultos y a los niños que pasan por pobreza intergeneracional”.

Entre los numerosos factores que generan ese ciclo de pobreza figuran educación secundaria incompleta, falta de acceso a programas educativos de calidad y falta de título universitario, todo lo cual impide entrar a la fuerza laboral.

Además, otros factores, como situación inmigratoria irregular o carencia del dominio del inglés, impiden que las personas accedan a ciertos recursos o servicios de ayuda, por lo cual los inmigrantes y, en concreto, los latinos se ven sobrerrepresentados entre las personas en el ciclo de pobreza intergeneracional.

Aunque el reporte de este año no ofrece datos específicos sobre distintos grupos étnicos, el informe anterior revelaba que el 30 % de los niños de Utah en pobreza intergeneracional es de origen hispano, a pesar de que los hispanos sólo representan el 14 % de la población estatal.

A la vez, con la excepción de los blancos (90 % de la población y 71 % de pobreza intergeneracional), esta situación prácticamente no afecta a los otros grupos étnicos (5 % entre afroamericanos, 2 % entre nativos y 0 % entre asiáticos).

El reporte afirma que el acceso a programas de educación temprana, salud y capacitación familiar y laboral ayuda a quebrar el ciclo de pobreza intergeneracional, pero no se crearán “programas paralelos”, sino que se colaborará con el sector público y privado para fomentar el acceso a los programas ya existentes.


Anuncio