Mujeres del G20 dicen "basta" desde Buenos Aires a la desigualdad de género

EFE

El hartazgo que genera la desigualdad de género en el mundo se resumió en el "basta" que resonó hoy en las paredes del Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires, donde se celebran las reuniones finales del Women20 (W20), grupo de afinidad del G20 que trata de eliminar la brecha de género.

La periodista española Pilar Rahola fue quien resumió este pedido durante las palabras de bienvenida frente a un millar de personas al comienzo de las sesiones públicas -el lunes hubo una asamblea privada- de este equipo de trabajo, encuentros que finalizarán este miércoles.

"En un congreso como este hay que alzar la voz y decir basta. Basta. Es una vergüenza que en mi ciudad muera alguien golpeada por un hombre que dijo que la amaba. Basta. Basta de que en mi ciudad o en la suya alguien por quedarse embarazada pierda su trabajo. Basta. Basta demostrar que tenemos que ser mejores que ellos", exclamó.

Ese mismo discurso mantuvieron las representantes de la troika (compuesto por Alemania, Argentina y Japón -al ser el país anterior, el presente y el siguiente en auspiciar la presidencia del G20-), quienes pidieron que los líderes del G20 incluyan las observaciones que aporte el W20 sobre inclusión laboral, financiera y digital de las mujeres, en especial en el ámbito rural.

Al ser un equipo de afinidad, el documento que se entregue al presidente argentino, Mauricio Macri, será de carácter optativo y no tiene por qué estar incluido en la declaración final de compromisos globales a la que se sumen las 20 economías desarrolladas y en desarrollo más influyentes del mundo.

El W20 "es una red representando a tantas partes de sociedad de más de 20 países... La diversidad es nuestra fuerza aunque representa muchas culturas diferentes" porque "tenemos en común que no hay un país en este mundo en donde la igualdad de género exista", expuso la representante alemana Mona Kuppers.

Por su parte, la titular japonesa, Yosiro Meguro, recordó que la brecha de género en el mundo solo ha disminuido un 0,6 % entre 2012 y 2015 a una "lenta velocidad", lo que hace "desconfiar" sobre si se podrá alcanzar el objetivo previsto para 2025, que es la de haber reducido en un 25 % la desigualdad de género para esa fecha.

Meguro anunció que las reuniones del W20 bajo la presidencia de Japón se darán el 23 y 24 de marzo, apenas cuatro meses después de que finalice la cumbre de presidentes en Buenos Aires, que tendrá lugar el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

"Debemos movernos a una nueva etapa en el que nos tomemos más seriamente cómo hacemos para asegurar que los gobiernos del G20" implementen "sus planes nacionales para alcanzar el acuerdo de 2014" (cuando se acordó la reducción del 25 % de la brecha de género), expuso.

Susana Balbo, exdiputada y presidenta del W20 en Argentina, insistió en que "sin igualdad sería imposible construir el mundo que deseamos" y pidió "que no deje a nadie atrás", en especial a las mujeres del ámbito rural, las más vulnerables.

El programa de estos dos días incluye, entre otros temas, el desarrollo de las mujeres rurales, el desarrollo digital, nuevas herramientas financieras, iniciativas para la inclusión laboral de las mujeres y el rol del feminismo contra la violencia machista.

Entre las más de 800 participantes destacan la reina Máxima de los Países Bajos (vía videoconferencia); la parlamentaria holandesa Lilianne Ploumen; la presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino, Evelina Cabrera; la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka; la "sherpa" de Rusia en el G20, Svetlana Lukash, y la expresidenta de la Corte Suprema de Austria Imgard Griss.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°