Anuncio

Alcaldesa Ponce avisa que quien incumpla la ley deberá afrontar consecuencias

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez, dijo hoy que su "administración es una de transparencia y aquel que incumpla será responsable y deberá afrontar las consecuencias de sus actos". EFE/Archivo

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez, dijo hoy que su “administración es una de transparencia y aquel que incumpla será responsable y deberá afrontar las consecuencias de sus actos”. EFE/Archivo

EFE

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez, dijo hoy que su “administración es una de transparencia y aquel que incumpla será responsable y deberá afrontar las consecuencias de sus actos”.

Con estas palabras Meléndez respondió al informe de la Oficina del Contralor sobre una posible irregularidad en las funciones de una empleada municipal.

Agregó, en un comunicado, que desde que tuvo conocimiento el municipio autónomo de Ponce “tomó las medidas correctivas correspondientes, incluyendo, entre otras, la suspensión sumaria de la empleada señalada el pasado 14 de agosto”.

Asimismo, “confirmó que previamente cursó comunicación escrita al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental expresando la disponibilidad del municipio para cooperar en el proceso de investigación que le fuera referido por el Contralor”.

El informe, que envuelve acciones que se remontan al mes de agosto de 2009, alega que existieron irregularidades en la evaluación y adjudicación de cotizaciones para la adquisición de muebles y enseres electrodomésticos como parte de un programa de donativos de la Oficina de Servicios al Ciudadano, tras las funciones conflictivas realizadas por una empleada municipal en el que estableció un esquema de falsificación de información para beneficiar a un proveedor en la compra de dichos bienes muebles.

El municipio aclaró que, no obstante “y aun cuando no se tenía conocimiento de los señalamientos, desde noviembre de 2015 la empleada señalada como Oficial de Compras, y de quien se hace referencia en este señalamiento, había sido trasladada a otra unidad en la alcaldía, por lo que no realizaba las labores objeto de señalamiento”.

“Es importante recordar también que el 3 de marzo de 2017 la Legislatura Municipal aprobó la Ordenanza 23 que declaraba emergencia fiscal dejando congeladas todas las partidas asignadas para donativos”, sostuvo la alcaldesa.

Meléndez explicó que en septiembre de 2017 el municipio de Ponce completó el proceso de centralizar sus compras en una sola unidad (Oficina de Compras), de conformidad con lo establecido en el Capítulo IV, Sección 2 del Reglamento para la Administración Municipal, reforzando así los controles internos relacionados a las operaciones de compras.

Entre otras funciones, dicha unidad se encarga de verificar la autenticidad de los documentos en la adjudicación de las mismas.

“Reiteramos que siempre estaremos en la disposición de cooperar con la Oficina del Contralor y al Departamento de Justicia y cualquier agencia concerniente para promover y procurar la sana administración pública y el buen manejo de los fondos”, concluyó.


Anuncio