Anuncio
Share

Aumenta la preocupación en la frontera ante aumento de detención de menores

La organización Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR, en inglés) expresó hoy su "preocupación" por el aumento de las detenciones de familias en la frontera con México y el traslado masivo de menores al centro de arresto de Tornillo (Texas). EFE/ARCHIVO
EFE

La organización Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR, en inglés) expresó hoy su “preocupación” por el aumento de las detenciones de familias en la frontera con México y el traslado masivo de menores al centro de arresto de Tornillo (Texas).

El director ejecutivo de BNHR, Fernando García, explicó a Efe que “desde la semana pasada” observaron que ese centro de detención de menores, situado a unos 35 kilómetros de El Paso, estaba llevando a cabo “un proceso de expansión”, con la construcción de instalaciones para albergar a casi 4.000 niños.

En las últimas horas, según una información del diario The New York Times, al menos 1.600 menores han sido trasladados desde otras prisiones del país, donde recibían educación formal y visitas regulares con representantes legales, a esta de Tornillo, en la que los activistas alertan de “falta de transparencia”.

García aseguró que en este lugar, cuyo control está en manos de las autoridades federales, “no hay ningún tipo de rendición de cuentas”, y se quejó de las negativas constantes de los responsables para que las organizaciones puedan acceder a “comprobar el estado de los niños inmigrantes”.

Las imágenes publicadas el domingo por el diario neoyorquino muestran a los menores formando grupos de 20, separados por género y durmiendo en literas instaladas en tiendas de plástico en la arena.

El director de BHNR insistió en que “no es coincidencia” que estén trasladando a los niños a la frontera, puesto que es un movimiento habitual, “cuando lo que quieres es deportarlos”.

“Lo que no se sabe en la narrativa a nivel nacional es que la crisis de los niños se está haciendo más grave y profunda. Ahora tenemos más detenidos que cuando comenzó el problema justo antes de verano”, matizó.

Las políticas de “tolerancia cero” aplicadas por la Administración del presidente, Donald Trump, generaron una crisis migratoria el pasado junio con la separación de casi 3.000 menores inmigrantes tras cruzar la frontera con sus padres, junto a redadas masivas que mantienen la tensión en la región.

El jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Río Grande (Texas), Manuel Padilla Jr., publicó hoy en su cuenta de Twitter que solo en este fin de semana se produjeron cerca de 2.000 detenciones y clamó ante “una situación insostenible”.


Anuncio