Anuncio
Share

La Casa de México en España, un “puente de fraternidad” entre ambos países

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell (2d) y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (2i) junto al canciller mexicano, Luis Videgaray (c), la embajadora mexicana, Roberta Lajous (i) y el empresario Valentín Díez Morodo, durante la inauguración de la Casa de México en Madrid. EFE
EFE

La Casa de México en España abrió hoy sus puertas en la capital española como un “puente de fraternidad” entre ambos países y de intercambio de conocimientos en cultura, educación, negocios, deportes, emprendimiento y promoción turística y gastronómica.

Así lo definió Valentín Díez, presidente de la fundación de este espacio intercultural, durante el acto de inauguración al que asistieron el canciller mexicano, Luis Videgaray; el ministro español de Exteriores, Josep Borrell; la embajadora de México en España, Roberta Lajous, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, entre otros.

Videgaray, que se encuentra en viaje de trabajo en España, agradeció el esfuerzo de todos los implicados en el proyecto que definió como “un espacio de cultura y entendimiento y cercanía entre los dos países”.

“Siempre que estamos en España nos sentimos como en casa”, afirmó el canciller mexicano.

Por su parte, Borrell deseó suerte “de una manera muy sentida” a la andadura que hoy comienza la Casa de México en España y recordó a los exiliados españoles que fueron acogidos en México tras la Guerra Civil.

“Nuestros países están hermanados por el encuentro entre dos civilizaciones, que como siempre ocurre tuvo dimensiones dramáticas, pero tiempo después nos unen profundos lazos”, dijo.

La alcaldesa de Madrid calificó el trabajo en común con las autoridades mexicanas para que la Casa de México en España sea hoy una realidad como “un aventura muy bonita”.

“Madrid no podía decir que no a abrirse a América y a México”, aseguró, a la vez que tuvo palabras también para el país latinoamericano por el papel que desempeñó para España durante la Guerra Civil (1936-1939) y los años posteriores.

“Los niños que nacimos en la dictadura de Francisco Franco aprendimos de la libertad en aquellos libros que venían de América. Estábamos convencidos de que abrirnos a México con este proyecto era maravilloso”, señaló.

La Casa de México en Madrid es el resultado de un acuerdo entre el Ayuntamiento de la capital española y la embajada mexicana.

Con la firma de la cesión por parte del consistorio madrileño del palacete que la alberga se cumplió un compromiso adquirido por los dos países hace 25 años, por el que cedían un espacio cultural en sus respectivas capitales y que el Gobierno mexicano materializó en 2002 cuando abrió sus puertas el Centro Cultural de España en la capital federal.

El edificio, obra del arquitecto Luis Bellido en la década de los años 20 del siglo pasado, tiene 2.700 metros cuadrados y está localizado en un céntrico barrio de la capital española.

La Casa de México albergará el Instituto de México en España, el Fondo de Cultura Económica (FCE) y su librería o la biblioteca Octavio Paz, que con sus 14.000 volúmenes es la más completa de Madrid sobre temas mexicanos.

Entre sus primeras exposiciones, los visitantes podrán disfrutar de los “Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano” conformada por un amplio conjunto de obras elaboradas por los artistas populares mexicanos más destacados, de modo que puedan ser apreciadas y conocidas por culturas de todos los pueblos.

También se podrá conocer “Tres siglos de la pintura mexicana” a través de colecciones privadas, con una selección de 36 obras realizadas entre los siglos XVII y XX.


Anuncio