Anuncio
Share

Nueva York ya no encarcela a menores de 16 años en prisiones para adultos

El Gobernador de Nueva York Andrew Cuomo durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo
EFE

El estado de Nueva York no encarcelará a menores de edad en prisiones para adultos a partir de hoy, tras la entrada en vigencia de la Ley de Aumento de Edad de Responsabilidad Penal, conocida como “Raise the Age” y que integra las reformas del sistema de justicia criminal.

El estatuto obliga a que los menores de dieciséis años que están en la cárcel municipal de Rikers Island, una de las más peligrosas del país, y en otras instalaciones del estado, sean trasladados a lugares apropiados para su edad, dijo en un comunicado el gobernador Andrew Cuomo.

Los menores dispondrán de servicios de educación, asesoramiento, salud y recreativos, entre otros, para evitar la reincidencia, y los arrestados por delitos no violentos tendrán las mismas oportunidades de diversión y servicios comunitarios que los menores de quince años.

Si han cometido un delito grave, serán procesados en un juzgado para menores y enviados a centros de detención de seguridad adecuados para su edad en lugar de una cárcel para adultos, como ocurría hasta ahora, agregó el gobernador.

La ley enfocada a los jóvenes de 17 años entrará en vigor en octubre de 2019.

Cuomo afirmó que al aumentar la edad de responsabilidad criminal, “Nueva York está poniendo fin a una injusticia” que afectaba de forma desproporcionada a las comunidades negra y latina.

Por su parte, el alcalde Bill de Blasio informó que aunque la ley aún no es aplicable a los de 17 años, a partir de hoy los menores de 16 y 17 años no serán enviados a Rikers Island y recibirán el mismo tratamiento que cualquier otro joven bajo custodia de la ciudad, incluyendo programas y servicios.

Destacó que todos los menores de esas edades que estaban en la cárcel municipal han sido trasladados a Horizon Juvenile Detention Center, en el distrito de El Bronx, dependiente de la Administración de Servicios Infantiles, que trabajará junto al Departamento de Corrección.

El pasado mes de agosto había 79 niños y 5 niñas con edades comprendidas entre 16 y 17 años en de Rikers, y el centro Horizon se sometió a una renovación antes de que acogiera a sus nuevos inquilinos.

“Este es un momento histórico para las reformas del sistema de justicia criminal y otro paso hacia el reemplazo de la cárcel de Rikers por instalaciones más pequeñas, seguras y humanas”, que estén cerca de las comunidades de donde provienen y de sus seres queridos, señaló De Blasio.

El año pasado Nueva York y Carolina del Norte fueron los últimos dos estados que pusieron fin a los juicios de menores como si fueran adultos.


Anuncio