Anuncio

Cargos de asesinato para presunto asesino de desamparados en Los Ángeles

Ramón Escobar, el sospechoso por la muerte de desamparados en el sur de California, fue acusado este miércoles de asesinato, entre otros cargos, por la Fiscalía de Los Ángeles. EFE/ARCHIVO

Ramón Escobar, el sospechoso por la muerte de desamparados en el sur de California, fue acusado este miércoles de asesinato, entre otros cargos, por la Fiscalía de Los Ángeles. EFE/ARCHIVO

EFE

Ramón Escobar, el sospechoso por la muerte de desamparados en el sur de California, fue acusado este miércoles de asesinato, entre otros cargos, por la Fiscalía de Los Ángeles.

El acusado, de 47 años y que según documentos judiciales es un salvadoreño indocumentado, enfrenta cargos también por intento de homicidio y robo en segundo grado, y de ser hallado culpable enfrenta la pena de muerte.

Las autoridades migratorias confirmaron que Escobar fue deportado al país centroamericano hasta en seis oportunidades entre los años 1997 y 2011, y que el año pasado, tras ver aceptada su apelación en su último proceso migratorio, fue puesto en libertad.

De acuerdo a la Policía, el 8 de septiembre Escobar atacó con un bate de béisbol a un pordiosero que dormía en una playa de Santa Mónica y dos días después agredió a otro desamparado en esta área, presuntamente para robar a las víctimas. Uno ya fue dado de alta del hospital, pero el otro permanece en coma.

Escobar es sospechoso también de atacar la madrugada del 16 de septiembre a un “sin techo” de 59 años de edad que dormía en el centro de Los Ángeles y quien pereció dos días después por los golpes.

Ese mismo día, menos de una hora después, las autoridades creen que el hispano agredió a otros dos indigentes que dormían en las calles, uno de los cuales, un joven de 20 años, murió el pasado jueves mientras que el otro se encuentra hospitalizado en condición crítica.

La Fiscalía igualmente acusó al salvadoreño del ataque contra Steven Ray Cruze Jr., quien no es indigente pero dormía bajo el muelle de Santa Mónica y murió a causa de los golpes.

La Policía local trabaja con las autoridades de Texas para determinar si Escobar es responsable de la desaparición de su tío Rogelio Escobar, de 65 años, y de su tía Dina Escobar, de 60, residentes en Houston.

Según la investigación, el sospechoso, a quien no se le concedió libertad bajo fianza, viajó de Texas a California poco después de que la Policía de Houston lo interrogara por la desaparición de sus familiares.


Anuncio