May pide cooperación global para luchar contra autoritarismo y extremismo

EFE

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, pidió hoy en la Asamblea General de la ONU una "cooperación global entre países fuertes y responsables" para luchar contra el creciente autoritarismo y nacionalismo agresivo.

La mandataria británica apuntó que en los últimos años se ha visto cómo la "extrema derecha y la extrema izquierda" explotan los temores del pueblo, cómo países "caen en el autoritarismo", y cómo el patriotismo se convierte en "un nacionalismo agresivo".

"Vemos esto cuando países como Rusia rompen flagrantemente las leyes internacionales. Desde la anexión de territorios soberanos al uso temerario de armas químicas en las calles del Reino Unido por parte de agentes rusos", dijo May en su intervención.

May criticaba así de forma directa a Rusia y hacía referencia al ataque con veneno que Reino Unido insiste llevaron a cabo miembros de la unidad de inteligencia rusa el pasado marzo contra el espía Serguéi Skripal, que ha interpretado como un ataque directo del Kremlin a su país.

"Tenemos que enseñar que hay mejor manera de ocuparnos de las preocupaciones de nuestro pueblo", dijo May, que señaló que hay que tener "confianza" para enfrentarse a las crecientes tendencias autoritarias y nacionalistas.

"Los que creemos en sociedades inclusivas y economías abiertas tenemos el deber de responder, de aprender de las lecciones del pasado, y de renovar la confianza en las ideas y los valores que han hecho tanto en beneficio de tantos durante tanto tiempo", aseveró.

May también habló sobre el conflicto de Myanmar, donde afirmó debe hacerse mucho más para responsabilizar a las fuerzas militares del país por los "crímenes atroces" cometidos contra los rohinyá, y pidió perseguir e instigar los crímenes del Daesh.

Para ello, subrayó el papel crítico de la ONU, que cuenta con herramientas como las sanciones, que se han impuesto últimamente contra Irán o Corea del Norte, y las misiones de paz, como la desplegada en Sudán del Sur.

Dijo, sin embargo, que "el Consejo de Seguridad de la ONU debe encontrar la voluntad política para actuar en base al interés colectivo", y pidió que se implemente reformas para dar más agilidad y transparencia a las agencias de las Naciones Unidas.

Además, quiso defender en su discurso la libertad de prensa y el respeto a los medios de comunicación, así como la objetividad e imparcialidad de los hechos.

"Como todos los líderes, sospecho, no me gusta siempre leer lo que dice la prensa sobre mí en mi país, pero defenderé su derecho a decirlo, ya que la independencia de nuestra prensa es uno de los grandes logros de nuestro país y el cimiento de nuestra democracia", declaró.

"También defenderé -agregó- la objetividad y la imparcialidad frente a aquellos que tratan la verdad como una opinión más que ser manipulada".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°