Anuncio

Veniss lamenta que Brasil se quede fuera de la final de saltos por equipos

Pedro Veniss de Brasil, a bordo de Quabri de I'lsle, compite durante los Juegos Ecuestres Mundiales hoy, jueves 20 de septiembre de 2018, en el Centro Ecuestre Internacional Tyron, en Mill Spring, Carolina del Norte (EE.UU.). EFE

Pedro Veniss de Brasil, a bordo de Quabri de I’lsle, compite durante los Juegos Ecuestres Mundiales hoy, jueves 20 de septiembre de 2018, en el Centro Ecuestre Internacional Tyron, en Mill Spring, Carolina del Norte (EE.UU.). EFE

EFE

El jinete Pedro Veniss lamentó hoy que el equipo brasileño de salto no se clasificara para la final de los Juegos Ecuestres Mundiales de Tryon (EE.UU.), a pesar de que partían en tercer lugar en la clasificación.

“Infelizmente no fue un buen día para nosotros y no conseguimos el objetivo, que era entrar entre los diez primeros”, lamentó en declaraciones a la prensa al final de su recorrido, en el que hizo 4 puntos de penalización.

Peor les fue a sus compañeros y Luiz Francisco de Azevedo quedó con 15,71 puntos, Pedro Junqueira Muylaert acabó con 23,54 y Yuri Mansur con 27,19.

Veniss, que este miércoles fue segundo en la prueba individual, en la que hoy se encuentra noveno, lamentó que cometió un error después de saltar el foso que le costó esos puntos, porque, por su parte, el caballo “saltó bien”.

“Hay que intentar seguir en la lucha que viene por delante”, dijo el brasileño, que destacó que el recorrido era realmente difícil y que seguro que el propio jefe de pista esperaba que fuese tan difícil, con solo 5 jinetes de 122 que acabaron sin penalizar.

Destacó que además de la dificultad técnica, el tiempo estaba “muy apretado” y eso les obligaba a galopar, pero como las distancias eran muy cortas, cuando se acercaban a las vallas, estaban demasiado cerca.

Sobre lo que puede esperar a la prueba de este viernes, en la que se definen los 25 finalistas del domingo y en la que también estará De Azevedo, aunque con escasas opciones, Veniss se mostró confiado en sus posibilidades y sobre todo en la calidad de su yegua, Quabri de l’Isle.

“El caballo saltó bien, así que hay que esperar a que yo lo haga mejor y conseguir hacer cero”, destacó.


Anuncio