Anuncio

Informe sobre deuda de Puerto Rico encontró “prácticas problemáticas”

El presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José B. Carrión III. EFE/Archivo

El presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José B. Carrión III. EFE/Archivo

EFE

El Comité Especial de Investigaciones de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico analizó hoy los hallazgos del informe del investigador independiente Kobre & Kim sobre la deuda de la isla en el que se hallaron “prácticas problemáticas” e identifica “problemas que podrían conducir a posibles reclamaciones”

En el mismo, de 600 páginas, se recomienda, entre otros, reducir permanentemente el porcentaje de activos de Puerto Rico en el que deben invertir los fondos en la isla, informó hoy en un comunicado la JSF.

Otras recomendaciones son recomponer las juntas de directores de las utilidades públicas para que incluyan una combinación de miembros nombrados por el gobernador e independientes, con plazos más largos y escalonados en todas las administraciones y establecer juntas tarifarias independientes para la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico.

Además recomienda enmendar la Constitución de Puerto Rico para que las deudas estructuradas bajo titularización de impuestos, tales como COFINA, cuenten para el cálculo del límite de la deuda constitucional y adoptar un estatuto que requiera que los bonos o la estructura del emisor sean validados por un tribunal de jurisdicción competente antes de que se emita la deuda.

A su vez, según informó la JSF, el mismo sugiere adoptar un sistema de contabilidad y presupuesto conjunto y modernizado que, entre otros mecanismos, incorpore controles automáticos de suspensión de pagos para las categorías presupuestarias agotadas y hacer que la Oficina de Ética Gubernamental emprenda reformas específicas, incluida la implementación de un programa de denuncias o recompensas.

Este incluye un análisis exhaustivo de las posibles causas de acción y numerosas recomendaciones para Puerto Rico y sus funcionarios de gobierno, para asegurar que la isla nunca tenga que volver a pasar por una crisis de endeudamiento.

El informe contiene recomendaciones específicas para varias de las entidades gubernamentales emisoras de deuda de Puerto Rico, así como con respecto a las prácticas de administración financiera, presupuestaria y contable del gobierno y reformas de gobernanza de las utilidades públicas.

“Las recomendaciones contenidas en el informe intentan evitar que Puerto Rico vuelva a enfrentar el tipo de crisis de deuda que enfrentamos ahora. La evaluación seria de estas recomendaciones es fundamental para garantizar que esto nunca vuelva a ocurrir”, dijo Ana Matosantos, miembro del Comité de Investigaciones Especiales.

Después de la presentación de Kobre & Kim hubo una sesión de preguntas y respuestas encabezada por miembros del Comité que incorporó preguntas enviadas por el público y un panel de discusión moderado sobre las posibles reformas en las estructuras gubernamentales y los procedimientos de emisión de deuda contenidos en las recomendaciones del informe.

“El informe encontró muchas prácticas problemáticas, así como instancias en las que los ingresos de los bonos no se usaron para los fines para los que fueron emitidos. También identifica problemas que podrían conducir a posibles reclamaciones”, agregó Matosantos.

“Lo más importante es que provee una base sólida para el trabajo que está por venir: resolver la deuda y los asuntos fiscales que tenemos ante nosotros, y para que el gobierno de Puerto Rico y su gente decidan qué cambios hacer para evitar que esto vuelva a suceder”, dijo Matosantos.

La Junta de Supervisión ha creado un Comité Especial de Reclamaciones para evaluar los hallazgos del informe que podrían conducir a potenciales reclamaciones y decidir cuáles perseguir.

El comité está compuesto por los miembros de la Junta Arthur González, Ana Matosantos, David Skeel y Andrew Biggs.


Anuncio