Anuncio

Hijos del salsero boricua Jerry Rivera dejan su propia huella en la música

El cantante puertorriqueño Jerry Rivera posa para los fotógrafos, durante una rueda de prensa en Ciudad de México. EFE/Archivo

El cantante puertorriqueño Jerry Rivera posa para los fotógrafos, durante una rueda de prensa en Ciudad de México. EFE/Archivo

EFE

El dúo puertorriqueño Aliez & Moa, hijos del reconocido salsero Jerry Rivera, ha comenzado a dejar su huella de manera propia y sin tratar de sobrepasar el éxito de su padre en el género urbano/pop con sus primeros sencillos, “Suavecito”, “Vuelve”, “Pasan los días” y “Loco”.

Y es que según contaron a Efe Zeila Liz (Aliez) y Gerardo Rivera Donis (Moa), quienes se encuentran en Puerto Rico de promoción, éstos ya habían emprendido sus estudios universitarias, pero la música los hizo recapacitar y proponerse germinar a pesar de que ninguno de los dos cuenta con estudios en este arte.

Cada uno entonces comenzó a componer sus propias canciones, hasta que finalmente decidieron unirse como dúo.

Tras tomar la decisión, decidieron notificárselo a su padre, quien a principios de la década del 90 se glorió como un salsero novel y que conquistó Latinoamérica con conocidos temas, como “Amores como el nuestro”, “Cara de niño” y "?Qué hay de malo?”.

“Al momento de decírselo, él mismo se sorprendió y le fascinó la idea. Nunca nos obligó a hacer música. Al contrario, nos dijo que hiciéramos la música que quisiéramos”, relató Aliez, de 26 años, y la mayor de los dos, pues Moa tiene 25.

Aliez dijo además que entre los consejos que le dio su padre sobre la carrera como artista están el “ser paciente, porque toma tiempo, y porque la industria cambia a diario”.

“Sabemos el sitial de nuestro padre en la salsa, pero nuestra propuesta es otra: combina lo urbano con el pop”, enfatizó Aliez, la primeriza de tres hermanos.

Fue con el tema “Suavecito”, producido por el boricua Noriega, que Aliez y Moa comenzaron a conocerse en las diversas plataformas digitales, al tiempo en que el vídeo musical de dicha canción ya rebasó las dos millones de visitas en YouTube.

Tras este sencillo, Aliez y Moa compusieron “Vuelve”, tema que entonces le mostraron a su padre, y que éste decidió grabarlo y hacerlo en versión salsa.

“Para él fue una alegría que quisiéramos seguir sus pasos. Fue una transición bien orgánica de convertirnos en artistas, porque nos ha dado la oportunidad de conocer a otros artistas y productores”, agregó por su parte Moa.

“Aliez y yo estamos claros de lo que queremos en la música. No buscamos el camino fácil. Anhelamos que el dúo deje huellas, y para eso debemos trabajar fuerte y tener consistencia. Pero, lo más importante es disfrutar la ruta. Así se alcanza el verdadero éxito!”, agregó Moa.

Y pareció que el gusto del patriarca de los Rivera fue tan bueno, que decidió invitar a sus hijos a presentarse el año pasado junto a él en el Festival “Salsa con Clase 5" en Lima, Perú.

Luego de lanzar “Suavecito” y “Vuelve”, el dúo publicó su tercer sencillo, “Pasan los días”, y rápidamente estrenaron “Loco”, cuyo vídeo musical filmaron en Cuba, tierra de donde nacieron las fusiones musicales con las que se bautizó el género de la salsa.

“El poder llevarle a la gente lo que uno escribe y que le apasiona, pues con eso nos identificamos. Nuestro padre nos ha apoyado por eso y más agradecidos no podemos estar”, abundó Aliez.

Sobre la posibilidad de que los hermanos experimenten el género de salsa, ambos aclararon que el tema “Loco” tiene su versión en el ritmo caribeño, aunque ambos aseguraron que hacen falta más salseros jóvenes.

“Hace falta salseros porque tenemos iconos que llevan ‘matando la liga’ (destacándose) desde hace muchos años, pero nos gustarían ver otros que escriban diferente, con otras influencias y que revivan la salsa”, sostuvo Moa.

Por otra parte, a pesar de los éxitos que ha logrado su progenitor por más de 30 años, el dúo reflexiona y rechaza que quisieran compararse con la carrera de su padre.

“Nunca hemos pensado alcanzar el nivel, sino lo mejor que podemos y hacer las cosas con amor. Tenemos que trabajar duro y si se da el nivel, pues siempre vamos a estar orgullosos”, afirmó.

Moa, a su vez, resaltó que una de las metas que desean lograr es marcar una buena impresión de su música en Puerto Rico, tierra que lo vio nacer, pero de la que se mudó a mediados de la década pasada.

“Nacimos en una isla de mucho talento, de gente luchadora y amante de la buena música. Queremos inyectarle más energía positiva a nuestra generación”, puntualizó Moa.


Anuncio