Anuncio

Huracán Florence se debilita y baja a categoría 2 en avance por el Atlántico

Florence se mantiene todavía como un "fuerte" huracán de categoría 3, con vientos máximos sostenidos de 115 millas por hora (185 km/h) en su avance hacia el noroeste del Atlántico, aunque se ha debilitado ligeramente en las últimas horas. EFE/Archivo

Florence se mantiene todavía como un “fuerte” huracán de categoría 3, con vientos máximos sostenidos de 115 millas por hora (185 km/h) en su avance hacia el noroeste del Atlántico, aunque se ha debilitado ligeramente en las últimas horas. EFE/Archivo

EFE

El huracán Florence se debilitó hoy al bajar sus vientos máximos sostenidos a 105 millas por hora (165 km/h) y avanza como huracán de categoría 2 por el centro del Atlántico, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Florence se encuentra a 1.30 millas (1.660 kilómetros) al este-noreste del norte las islas de Sotavento (Antillas Menores) y a 1.115 millas (1.795 kilómetros) al este-sureste de las Bermudas, indicó el NHC en su boletín de las 11 am EST.

El sistema se desplaza en dirección noroeste con una velocidad de traslación de 10 millas por hora (17 km/h).

Los expertos prevén que Florence, aún lejos de zonas pobladas, experimente un giro hacia el oeste-noroeste en lo que resta de semana.

El sistema podría “debilitarse” aún más en las próximas 48 horas, pero se espera que “permanezca como huracán” y probablemente se intensifique de nuevo hacia el fin de semana, señaló el NHC, con sede en Miami.

Florence es el primer huracán de categoría mayor que se forma en la actual temporada ciclónica del Atlántico.

Los meteorólogos estadounidenses pronosticaron el pasado 9 de agosto una temporada de huracanes en el Atlántico un 60 % por debajo de lo normal.

El nuevo pronóstico revisado de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) prevé cinco huracanes en la cuenca del Atlántico y solo uno de ellos de las categorías más destructivas.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico se han formado siete tormentas tropicales, de las cuales Beryl, Chris y Florence se convirtieron en huracanes.


Anuncio