Anuncio

La inseguridad ciudadana en Puerto Rico, un problema a tener en cuenta

Vista de una patrulla de policía en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

Vista de una patrulla de policía en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

EFE

Los 17 asesinatos registrados en los últimos cinco días en Puerto Rico han despertado la preocupación de la sociedad y las autoridades en la isla.

El propio gobernador, Ricardo Rosselló, recordó que la criminalidad ha disminuido en el conjunto de 2018, a pesar del repunte del último fin de semana, en el que se registró el sexto crimen múltiple del año.

“Ha habido un alza en estos últimos días, pero al paso de todo el año hay una reducción, tanto de delitos de tipo 1, tipo 2 como en asesinatos”, destacó el jefe del Ejecutivo ayer en conferencia de prensa al ser preguntado por los crímenes.

“Estamos en una lucha contra el narcotráfico. Muchos de estos delitos que se están cometiendo son producto del tráfico de drogas”, destacó Rosselló, tras matizar que hay que trabajar con los recursos disponibles y “ponerlos en la calle para que podamos intervenir efectivamente”.

Rosselló aseguró que ello requiere una planificación y colaboración entre agencias.

“Héctor Pesquera -secretario del Departamento de Seguridad Pública- tendrá reuniones con el liderato federal, comandantes de la Policía de todas las regiones y liderato político para encaminar una estrategia política para resolver este mal que nos está afectando”, señaló.

Dijo que contra el crimen la primera línea de defensa es la Policía y que hay que buscar medidas para contar con unas fuerzas de seguridad más fuertes y mejor remuneradas, después de recordar que se ha realizado bajo su mandato el mayor aumento salarial en el cuerpo de los últimos 10 años.

“Trabajamos en una reforma policial para tener más agentes en la calle, pero todo esto se tiene que conseguir no tan solo con el Gobierno central, sino también con los locales y las comunidades para vencer el tráfico de drogas que ha sido uno de los grandes factores en esta ola criminal”, concluyó.

El secretario de la Gobernación, Raúl Maldonado, indicó por su parte que la droga entra por puertos y aeropuertos de la isla, por lo que se están destinando más recursos a la Policía para combatir el problema.

Anunció además que se van a embargar bienes de gente que tenga relaciones con el narcotráfico con el objetivo de quitar el incentivo económico a quienes vean en el narcotráfico una forma de enriquecerse.

En lo que va de año se han reportado 443 asesinatos, 14 menos que los 457 reportados a la misma fecha en el 2017.

Por su parte, en una mesa redonda celebrada ayer, la secretaria del Departamento de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez, detalló que se ha logrado radicarle cargos a 1.934 imputados, en comparación con 1.737 del 2017, lo que, dijo, es un ejemplo de que el Plan Anticrimen está surtiendo efecto.

“Tenemos que ver la criminalidad como un conjunto que se refleja en todos los delitos. Hemos visto una baja en asesinatos, hemos visto una baja en los casos de accidentes de tránsito y muertes en las carreteras, y una mayor incautación de armas de fuego y cuando lo vemos en conglomerado vemos que la criminalidad en términos generales ha bajado”, agregó.

Sin embargo, Luis Pagán, especialista en seguridad, aseguró, por su parte, que tantos asesinatos durante los últimos cinco días “son el mejor reflejo de la profunda crisis social que atraviesa Puerto Rico”.

“Es notable la falta de policías en nuestras calles y la percepción del país es que cada vez estamos más expuestos a ser víctimas del crimen. El hecho de que las aunque las estadísticas puedan demostrar una baja en delitos no necesariamente es la realidad”, indicó en una nota informativa.

Además consideró que es “totalmente incompatible que por un lado la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) manifieste su interés de un desarrollo económico en Puerto Rico y por el otro lado de manera irresponsable corten presupuesto al área de seguridad sin ningún tipo de análisis o consulta y solamente evaluando la parte económica”.

El Gobierno, explicó, no “aparenta tener un plan B ni coherencia en determinar las prioridades para resolver este asunto”.

”?Cuáles son realmente los criterios al momento de recortar presupuesto? ?Cuáles son las prioridades del país? En estos momentos ya se manifiesta una crisis en la Policía en gestiones de prevención, investigación y procesamiento de casos. Lo mismo ocurre en el resto de los componentes del sistema de Justicia Criminal”, indicó.

La actividad delictiva “ha tomado un giro preocupante y ya a cualquier hora y en cualquier lugar usted puede ser víctima del crimen. ?Qué vamos a hacer como país? En estos momentos lo que se proyecta más seguro es que tenemos un Puerto Rico cada vez más inseguro”, concluyó.


Anuncio